Sociedad y Justicia

Clima de inseguridad daña rendimiento laboral: OCC

junio 15, 2018

Orizaba, Ver.- El clima de inseguridad y violencia delictiva inciden en el rendimiento laboral, incluso se considera que hay una disminución en el aprovechamiento del trabajo en personas que están sometidas a hechos de este tipo; de acuerdo con el psicólogo Carlos Manuel Pancardo Carrillo, la violenta actualidad del país afecta de manera importante; en tanto la organización no gubernamental "OCC Mundial" revela igual el incremento en los casos de acoso laboral que también se refleja en la disminución de los resultados en los centros de trabajo.

Las condiciones de violencia e inseguridad, dijo, se reflejan en el ánimo de los mismos trabajadores e incluso impactan en su rendimiento, "muchos de ellos traen un nivel de estrés muy elevado y cuando eso sucede no rendimos igual. Las condiciones de inseguridad y violencia nos afecta de forma importante porque además no actuamos de la misma forma cuanto traemos un problema de inseguridad".

Se da el caso de que no tenemos una salud mental adecuada, "que se agrava con otras cuestiones como lo son los problemas económicos, las presiones familiares o los conflictos que se tienen en las empresas, todo eso pega en el rendimiento del trabajador en cualquier ámbito; cuando estamos sometidos a estrés tenemos insatisfacción laboral, estamos angustiados, ansiosos y nuestro trabajo se ve afectado en una medida importante".

Estas condiciones en sí, "generan conflicto, estamos más aprehensivos y con ello tenemos rendimiento más bajos, no respondemos al cien por ciento y eso inciden en el resto de la misma actividad", dio a conocer.

Por otro lado, con base en una encuesta de la organización "OCC Mundial" a través de sus plataformas digitales, se revela que el 12.2 por ciento de los profesionales ha sufrido mobbing, que se define como un hecho continuo de violencia o acoso laboral.

"El mobbing incluye una agresión que se prolonga por lo menos seis meses; no es una situación que corresponda a un hecho generalizado en la empresa, como un mal ambiente laboral por la crisis, sino que hay una víctima definida a la que se acosa frecuentemente. El mobbing y el bullying son graves, porque ambos representan una agresión contra el trabajador; sin embargo, cuando la intimidación se prolonga se llega al terrorismo psicológico".

"Pero si sumamos el acoso laboral al detrimento psicológico que se vive entre los trabajadores por el clima de inseguridad, entonces vemos que el tema se ahonda y se agrava, con ello hay una baja en los resultados de los mismos trabajadores y de los objetivos que se plantean a partir de los hechos ocurridos en un clima de violencia creciente, por ello es importante acudir a la atención psicológica como medida alternativa de solución".