Economía

Ex jueces de PJE se quejan ante CEDH por retraso en su pensión

junio 14, 2018

Ocho ex jueces del Poder Judicial del Estado están teniendo problemas con su pensión, por eso interpusieron una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), mientras Isabel esposa de Nicolás Hernández Contreras, le ha pedido a su esposo que la deje morir, pues está enferma y ya no cuenta con los servicios del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) porque el Instituto de Pensiones del Estado (IPE) se ha negado a entregar el estatus de pensionado al ex juez de primera instancia de Coatepec.

Los jueces pidieron el apoyo de la Coalición de Pensionistas Independientes del Estado de Veracruz (Copipev), porque desde hace un año se retiraron de su trabajo y no les han pagado su pensión. Nicolás Hernández Contreras y Laurentino Sosa Capistrán explicaron que se jubilaron a mediados del 2017 y que hasta la fecha ni siquiera les han entregado el acuerdo de jubilación, documento que aprueba el proceso y tras el cual deben esperar siete meses para que les comiencen a pagar la pensión.

En el caso del ex juez Nicolás Hernández Contreras, dijo que desde hace un año la situación se ha hecho difícil, porque no percibe la pensión que le correspondía y su esposa está enferma y necesita hemodiálisis, misma que realiza cada tercer día, cada sesión tiene un costo de mil 350 pesos. Él es uno de los ocho ex jueces que presentaron la queja por la violación de su derecho a la pensión.

Fue en el 2017, en agosto, cuando tramitó su pensión y "no he recibido el acuerdo correspondiente y me dijeron que tras éste, debo esperar siete meses para el pago de mi primer pensión", toda esta dilación y omisión de las autoridad ha provocado que el IMSS los diera de baja, ahora no cuentan con servicios médicos públicos y el dinero empieza a escasear.

Otro caso es el de Laurentino Sosa Capistrán, que se acogió a la invitación del Poder Judicial de retiro y ahora, desde noviembre del año pasado el IPE le ha negado el pago de su pensión, quien también desde julio presentó su documentación al IPE y a la fecha no hay respuesta y también él y su esposa fueron dados de baja del IMSS.