Sociedad y Justicia

Señalan desinterés de fiscal a establecer agenda con familiares de desaparecidos

junio 13, 2018

La principal problemática en el tema de desaparición de personas es la falta de interés e insensibilidad por parte de la Fiscalía General del Estado con los familiares de estas víctimas, mencionó el diputado Rogelio Arturo Rodríguez García, quien presentó un anteproyecto con punto de acuerdo, para que el Congreso exhorte al fiscal Jorge Winckler Ortiz a reunirse con los colectivos de búsqueda.

Reprochó que actualmente no exista una política o agenda de la fiscalía para reunirse periódicamente con los familiares de personas desaparecidas, pues los encuentros que se han realizado son debido más a la presión de estos grupos que a un interés del fiscal por tener algún acercamiento.

De igual forma, comentó que los encuentros se han dado, también gracias a las visitas de funcionarios de la Secretaría de Gobernación o de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, instancias que están más al tanto de la situación de Veracruz.

El legislador local no puso en duda que la Fiscalía General del Estado realice las investigaciones y diligencias correspondientes, pero consideró que los datos que en la medida de la posible las investigaciones lo permitan, deben ser dados a conocer a los familiares de las víctimas y sobre todo tratarlas con dignidad y respeto.

Señaló que la principal queja en el pasado de los colectivos de búsqueda era que no avanzaban las investigaciones, pero ahora es sobre el comportamiento y actitud del fiscal Jorge Winckler.

Por ello, presentó el anteproyecto de punto de acuerdo para que el fiscal se reúna con los colectivos de familiares de personas desaparecidas de la entidad e informe sobre los avances que guardan cada una de las carpetas de investigación que obran en las fiscalías repartidas en toda la entidad.

Rogelio Rodríguez García pidió que el fiscal, desde el ámbito de su competencia, atienda la problemática que plantean los representantes de los colectivos de familiares de personas desaparecidas en Veracruz. Subrayó que de acuerdo con el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas, actualmente Veracruz es uno de los estados de la República con mayor número de desapariciones forzadas en el país, ocupando el segundo lugar a nivel nacional, sólo por debajo de Guerrero.

Exigen a candidatos frenar desapariciones

Los cuatro candidatos presidenciales fueron emplazados a resolver las desapariciones forzadas en nuestro país y aun cuando las cifras oficiales reportan 37 mil víctimas de este delito, familiares de desaparecidos lamentaron que ninguno de los aspirantes priorizó este problema que se agudizó en los pasados seis años.

Las familias de los desaparecidos, advierten, "nos negamos a tener un proceso electoral que se olvide del problema y exigimos soluciones reales al problema de la inseguridad. México transita por una grave crisis de derechos humanos".

El Movimiento por nuestros desparecidos en México, en un comunicado, reprocha el desdén que los cuatro candidatos presidenciales mostraron ante el tema de las desapariciones forzadas y aun cuando esta agrupación está conformado por 55 colectivos de familias de personas desaparecidas, provenientes de 18 entidades federativas de México y de tres países de Centroamérica y por más de 30 organizaciones de la sociedad civil, simplemente no fueron tomados en cuenta.

Las elecciones presidenciales en México que se celebrarán el primero de julio marcarán el rumbo del país durante los próximos seis años, señalan, "México vive actualmente una grave crisis de derechos humanos, que queda reflejada en las más de 37 mil personas desaparecidas que reconoce el Estado y las muchas más que no, en las cientos de miles de muertes violentas de los últimos años, y en el temor con el que vivimos la mayoría de las familias mexicanas a ser víctimas de la violencia, la inseguridad y las interminables violaciones a los derechos humanos".

"Quienes aspiran a la presidencia de la república tienen el deber de comprometerse a cambiar esta situación y explicar al país de qué forma pretenden hacer que cese la violencia, que exista búsqueda e investigación efectiva, verdad y justicia para las víctimas y sus familias, dar garantía de no repetición y detener las desapariciones que aún están sucediendo."

Las familias de personas desaparecidas agregan, "nos negamos a tener una vez más un proceso electoral que olvide a nuestros desaparecidos y nos olvide a nosotras, donde exista ausencia de propuestas concretas y se propongan estrategias ambiguas para combatir la inseguridad. Las familias queremos un proceso electoral que nos tome en cuenta como sujetos sociales fuertes y capaces de aportar, acompañar y asesorar a las instituciones encargadas de garantizar la verdad y la justicia".