Política

Criminal desperdicio de agua en Poza Rica; CAEV desemboca en drenaje miles de litros

junio 12, 2018

Miles de litros de agua potable son tirados a un arroyo de aguas negras por parte de la Comisión del Agua del Estado de Veracruz (CAEV) en la colonia Insurgentes, en su intento por reparar una fuga registrada en la tubería de acero de 20 pulgadas que suministra el líquido a más de 30 colonias de la zona nororiente de la ciudad.

Vecinos de la calle Rafael Suárez Ruiz, de la citada colonia, denunciaron la incapacidad de la CAEV para atender la fuga de agua.

Relataron que personal de esta dependencia rompió el pavimento a golpe de marro, en lugar de emplear maquinaria pesada, lo que prolongó las labores para encontrar el sitio dañado en la tubería, excavando en dos sitios diferentes.

Además, luego de encontrar el origen del problema, los empleados rompieron el drenaje sanitario para permitir que el agua potable fluyera libremente por el ducto hasta alcanzar el arroyo de aguas negras, donde la cantidad de agua que se desperdiciaba formó una cascada.

Al no contar con el material necesario para la reparación de la tubería, el personal dejó abandonada la obra, sin haber cerrado el flujo proveniente del tanque de almacenamiento ubicado en el Campo 3, por lo que constantemente se pierde un promedio de 300 litros por segundo.

El pasado viernes 9 de junio, Fabián García Valencia, subdirector técnico de la CAEV Poza Rica, dio a conocer a un medio de comunicación que ya se había reparado la fuga, la cual a esa fecha tenía 15 días de haber sido programada; sin embargo, Vanguardia de Veracruz pudo constatar lo contrario y evidenciar el desperdicio.

De acuerdo con testimonios de empleados de dicha dependencia, quienes han solicitado el anonimato, actualmente la CAEV no está proporcionando el servicio a más del 50 por ciento de los 40 mil usuarios en Poza Rica, donde además aplica un sistema de tandeo para la distribución del líquido.

Así, mientras existen proyectos para traer más agua a la ciudad desde el río Tecolutla, consideran que sólo empeoraría el problema, porque antes se requiere rehabilitar en su totalidad la red de tuberías, ya que por fugas se pierde cerca de la mitad de los mil litros por segundo que envía la planta potabilizadora; además de que a mayor presión se generarían más fugas.

Denunciaron además que la propia planta no se encuentra en condiciones de potabilizar más agua, en virtud de que no cuenta con los filtros necesarios y únicamente se limitan a sedimentar los sólidos disueltos en el agua del río.

De esta forma, la CAEV está violentando la propia Ley de Aguas del estado de Veracruz, al permitir un desperdicio ostensible del agua, según lo dispuesto en el artículo 148, fracción XIV.

A tal violación, la legislación prevé multas de entre 500 a 2 mil días de salario.