Municipios

Compromete gobierno dos terceras partes del país para proyectos mineros, advierten

junio 12, 2018

Orizaba, Ver.- Las dos terceras partes del territorio nacional están comprometidas para la explotación minera a cielo abierto o bien para el uso del fracking, incluso ignorando las declaratorias de Áreas Naturales Protegidas, reveló el presidente del Consejo Intermunicipal de Ambientalistas (Cima), Graciano Illescas Téllez; "el sólo hecho en sí provoca que incluso las tierras ejidales o de cultivo igual sean utilizadas para ambas prácticas".

Comentó que actualmente la minería a cielo abierto o la fracturación del subsuelo para la obtención de energía es uno de los grandes negocios del gobierno federal con el que, bajo el amparo de la reforma energética, puso en manos de los empresarios nacionales e internacionales las tierras del país para cualquiera de las dos prácticas.

Detalló que en el caso de las mineras, son empresarios de Canadá los que mayormente están invirtiendo en la explotación del suelo mexicano.

Aseveró que el tercio del país está concesionado a la minería, especialmente en estados del norte, en donde hay grandes extensiones de tierra que están siendo explotadas, con lo que cual no sólo se arrasa con los recursos naturales, "sino además que se desplaza las extensiones ejidales y campos de cultivo".

En este sentido, condenó que el gobierno federal dé prioridad a la explotación minera aun por encima de las declaratorias de Áreas Naturales Protegidas.

"Grandes extensiones de zonas rurales están devastadas pero el gobierno considera más a los empresarios que a los pobladores, aun cuando se generan conflictos socio-políticos en diversas partes del país. En Veracruz es mínimo a lo que se vive en el país. Hoy por hoy la minería a cielo abierto es el mejor negocio para el gobierno mexicano."

Refirió que en el tema de la explotación del subsuelo a través de la fracturación, igual se convirtió en otra de las fuentes de ingresos económicos del gobierno, "con la reforma energética se dejó en manos de los empresarios nacionales y extranjeros el uso y explotación de esa actividad aun cuando en distintas partes del país hay un rechazo generalizado que amenaza con crecer de forma alarmante".

Señaló que el gobierno federal está permitiendo estas prácticas, el cual es preferente sobre cualquier uso, "un grupo de campesinos, cuya tierra se destina a la agricultura o es un área natural protegida, puede ser desplazado ante la posibilidad de extraer hidrocarburos; hay un apartado en la reforma energética en la que indica que en un caso así, la extracción o explotación es preferente".

Todo ello, señala, complica y en mucho las condiciones económicas de los campesinos pero además agrava la devastación del medio ambiente, "porque dicha reforma favorece a la explotación de los recursos naturales por encima de cualquier otra actividad incluso la protección de las especies de flora y fauna".

Advirtió que con estas técnicas de explotación lo único que se va a conseguir es agravar la deforestación y el daño en el tema ambiental, pero además acrecentará la pobreza en las regiones que de por sí son pobres.