Política

Por Ayotzinapa, la Corte condena a Peña Nieto

junio 11, 2018

Las cinco condenas dictadas con antelación por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, entre ellas Rosendo Radilla, Caso Algodonero y Rosendo Cantú, en contra de México, fueron suficientes para que hoy la suprema Corte de Justicia de la Nación se sacara un poco la espina que tenía clavada por las violaciones a los derechos humanos, cuando un tribunal colegiado con residencia en Tamaulipas, determina que la Procuraduría General de la República es una dependencia subordinada al Poder Ejecutivo y en consecuencia sus investigaciones no son: a) inmediatas, b) efectivas, c) independientes, y d) imparciales.

Este golpe, asestando de manera contundente contra el Presidente de la República, deslegitima a quien hoy le corresponde la persecución de los delitos y lo que es peor, no es que sea sólo al presidente Peña, sino a todos los gobernadores del país, incluyendo, por supuesto, al gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, pues no se olvida la manera tan desaseada en que se nombra al fiscal en funciones para iniciar una cacería de brujas por el saqueo fue sufrió el Estado con el hoy preso, Javier Duarte de Ochoa.

El ex gobernador Duarte, mediante una reforma constitucional convierte a la Procuraduría estatal en una dependencia con plena autonomía y capacidad técnica, para la investigación independiente de todos los delitos y con su titular de una permanencia de nueve años, sin embargo, al llegar el gobernador Yunes, en clara confabulación con una Legislatura sumisa y a su servicio, sin previa causa grave que lo ameritara o quedara justificada, lo destituye de un plumazo para de inmediato proponer a quien había sido su fotógrafo en la campaña y emprendiera acciones, que si bien pueden ser legítimas, en el fondo encierran y enseñan una perversidad de los mil diablos.

La sentencia que dicta el tribunal colegiado contra el presidente Peña no es más que consecuencia de que, al final, con los elementos jurídicos que existen por resoluciones anteriores no hay razones suficientes para permitir de nueva cuenta, que un tribunal internacional nos enmiende la plana por la irresponsabilidad de quienes imparten justicia en el país, es decir, en la investigación que realizan las procuradurías. El encerrar elementos facciosos lleva a la descalificación y se hunde cualquier propósito de impartir justicia, a la larga, o más a la corta, se verán los resultados en Veracruz.

En la investigación del caso Ayotzinapa y los demás incidentes que son auténticas masacres, el resultado será el mismo de este caso, lo que lleva a que el Estado tiene que asumir la responsabilidad de los acontecimientos y las indemnizaciones para las víctimas tendrán que ser cubiertas pues en la sentencia se pronuncian porque a cada uno de los muertos se le tienen que cubrir 100 mil dólares a sus familiares, y provisionalmente se les tiene que entregar 500 mil pesos, gastos para acompañar en las investigaciones.

Ante los vicios de la investigación, se obliga a formar una comisión de la verdad y la justicia "Caso Iguala", además que se condena dar vista al Ministerio Público federal para que se finquen las responsabilidades a que haya lugar, siendo, entre ellos, los procuradores Murillo Karam, Arely Gómez y Cervantes , amén que se penaliza para que las víctimas tengan que ser consultadas, y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y los anteriores investigadores de la Comisión de Derechos Humanos tendrán que continuar con sus labores hasta que se lleve al convencimiento pleno e inobjetable.

En síntesis, se tiene que llegar al fondo sin que se permita ningún obstáculo para conocer y saber la verdad, de manera que se inspeccionarán los cuarteles del Ejército y la marina, así como la policías municipales, estatales y federales hasta encontrar a los 43 jóvenes normalistas, obligando al Presidente a que gestione los fondos económicos que se requieran y no quedará, ahora sí, títere con cabeza.

La sentencia de la suprema Corte de Justicia es histórica y no podrán aceptarse nuevos o más abusos, pues además de aplicarse los artículos que están contenidos en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, se observarán los protocolos de Estambul y los acuerdos de Minnesota que son, para decirlo coloquialmente, de pronósticos reservados, que no aceptan la mínima impunidad, para que al fin, la sociedad toda conozca la verdad.

limacobos@hotmail.com / Twitter:@limacobos1