Municipios

Buscan que Alto Lucero rechace las minas previstas; no bajar la guardia, pide Lavida

junio 08, 2018

Actopan, Ver.- Con el grito de "¡No a la mina¡", recibieron los ciudadanos y activistas ambientales el acta de cabildo que prevé que Actopan no otorgará permisos para la exploración y explotación de minería metálica o tóxica, hidrocarburos o energía eólica.

Después de varios meses de cabildeo, la Unión Veracruzana de Pueblos Libres de Minería Tóxica y La Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (Lavida), lograron la firma del cabildo quien se compromete a no otorgar permisos de construcción ni de cambio de uso de suelo a mineras.

En la región de Actopan hay al menos ocho concesiones mineras por 50 años cada una, para las empresas mineras Gavilán y Alondra, filial de la canadiense Almadén Minerals Ltd.

Las mineras tienen ahí el proyecto El Cobre, en los últimos dos años han solicitado a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), siete permisos para la realización de al menos 100 barrenos de exploración en las localidades de Tinajitas, Los Baños, San Juan Ojital, San Juan Villa Rica, El Porvenir y el Rancho Nueva Italia.

A este proyecto se suman la minera Caballo Blanco, filial de la canadiense Candelaria Mining, que tiene 11 concesiones en Alto Lucero para la instalación del proyecto minero de oro a cielo abierto La Paila, pero también tiene concesiones en Actopan donde realiza trabajos de exploración para la instalación de otros proyectos.

En respuesta a una megamanifestación de ciudadanos contra la minería en el municipio el pasado 25 de mayo, en sesión extraordinaria de cabildo de este jueves, los regidores informaron que hasta el momento no hay solicitud formal ni de Minera Gavilán, Alondra o Caballo Blanco, para el cambio de uso de suelo o construcción, pero de llegar a solicitarlos, serán negados.

El acta de nueve páginas también señala que solicitarán formalmente a la Semarnat información sobre los proyectos mineros de la región, de existir pedirán que se tome en cuenta la opinión del ayuntamiento: "De existir proyectos, los ciudadanos, los grupos ecologistas y los párrocos de la región quieren ser escuchados y exponer el gran daño ambiental que significaría la explotación de minería".

También advirtieron que de existir proyectos mineros –como ese el caso–, se solicitará la consulta de forma obligada. El acta fue firmada por el alcalde Paulino Domínguez Sánchez, seis regidores y el secretario del ayuntamiento.

En caso de que el cabildo reciba una o varias solicitudes de exploración y explotación, se pronunciaron por una consulta pública libre e informada y se respete el derecho de audiencia de los pueblos sobre estos proyectos.

Los activistas anunciaron que el próximo 18 de junio, el municipio de Alto Lucero donde está el proyecto minero de extracción de oro a cielo abierto, La Paila, de la Minera Caballo Blanco, se declarará libre de minería tóxica.

La lucha es larga

La concentración de pobladores de Alto Lucero inició a las 12 del día en la iglesia del pueblo, ahí fueron llegando las señoras, los hombres y niños quienes salieron con pancartas, mantas y dos ataúdes con las palabras "naturaleza, queremos ríos vivos, el agua vale más que el oro".

Encabezados por el sonido de la marcha fúnebre, caminaron por las principales calles del pueblo para pronunciarse en contra de la llegada de la minería a la región.

Alrededor de las dos de la tarde, el alcalde cerró las puertas del palacio y sólo permitió la entrada de una pequeña comitiva de pobladores para presenciar la sesión de cabildo y firmar el acuerdo donde se comprometió a negar permisos a las mineras.

En la plaza principal del pueblo, los ciudadanos y activistas reconocieron que el camino es largo y la lucha en contra de las mineras no se acaba, porque las concesiones que otorgó la Secretaría de Economía federal son por 50 años, y su renovación es automática.

Guillermo Rodríguez, integrante de la organización ambientalista Lavida, llamó al pueblo a no bajar la guardia: "tenemos que prepararnos porque la resistencia no termina, esto no quiere decir que la minera se fue, el gobierno aún no quiere dar el paso de evitar los proyectos, la lucha tiene seguir", dijo.

Por su parte, la activista Leticia Valenzuela afirmó que la firma de esta acta es un mensaje contundente del pueblo para el gobierno ante la injusticia que representan promover la minería metálica y toxica en una región rica por su biodiversidad.

"Solicitamos al ayuntamiento de Alto Lucero tomar el ejemplo y decretar el territorio libre de minería, al gobierno y al Congreso les exhortamos a que en el ámbito de sus competencias declare a todo Veracruz libre de minería", dijo.

Los activistas también pidieron a las mineras desistir en su intento por explotar los minerales de la región "entiéndalo, no es no, queremos frijoles, queremos pescado, fuera las mineras de nuestro estado".