Municipios

Veracruz, con primer sitio en robo a trenes

mayo 12, 2018

Bandas del crimen organizado controlan el robo de trenes en Veracruz y han convertido al estado en el primer sitio en robos y actos vandálicos del país. Solo en 2017, se contaron mil 751 actos de vandalismo y robo a trenes en los municipios de Amatlán y Acultzingo, principalmente.

De acuerdo con las cifras del reporte de seguridad en el Sistema Ferroviario Mexicano, 2017 cerró con 276 robos, 41 descarrilamientos y mil 475 casos de vandalismo.

Apenas este viernes se reportó un nueva ataque en la zona conocida como Vaquería del municipio de Acultzingo. El descarrilamiento, que no dejó personas heridas, ocurrió durante la madrugada en un túnel.

Fueron ladrones quienes nuevamente burlaron la vigilancia policial para descarrilar una locomotora. El incidente ha provocado que el tráfico de trenes se paralice durante horas. Apenas hace tres días, un tren de carga fue descarrilado en el mismo lugar.

Desconocidos rompieron las vías férreas a fin de frenar el paso del tren, sin embargo, la maniobra provocó que la locomotora y al menos cuatro vagones descarrilaran. Dos días antes, hombres armados se enfrentaron a balazos con elementos del Instituto de la Policía Auxiliar y Protección Patrimonial para el Estado de Veracruz (IPAX) cuando pretendían robar un tren de carga a la altura del poblado de Río Seco, municipio de Amatlán de los Reyes.

En enero, un enfrentamiento que duró más de 15 minutos se suscitó en las cumbres de Vaquería, cuando asalta-trenes intentaban por enésima ocasión robar la mercancía de los vagones pero fueron repelidos por los policías del IPAX.

En noviembre del 2017, elementos de la Fuerza Civil y Policía Estatal de Veracruz se enfrentaron a tiros con una banda dedicada al robo de trenes en el municipio de Acultzingo, el resultado fue más de 11 heridos.

En octubre del año pasado, elementos de la Marina Armada de México abatieron a Enrique Sánchez Carrera, alias El Z-55 o El Cacarizo, presunto líder de las bandas dedicadas al robo de trenes de carga en el estado de Puebla.

En una entrevista en febrero de este año, la directora de Relaciones con Gobierno de Ferromex y Ferrosur, Lourdes Aranda Bezaury, informó que solo en el mes de enero del 2018 se han sumado 26 ataques y 20 robos a trenes en la vía Veracruz-Ciudad de México. "La zona en donde más roban es la salida del puerto de Veracruz, luego en Córdoba, pero en donde es mucho más violento y complicado es en la montaña de Acultzingo".

Afirmó que el modo de operación de los delincuentes es colocar obstáculos en las vías del tren, principalmente rocas, árboles e incluso cerrar con barricadas los angulares. En la ruta Veracruz-Ciudad de México transitan aproximadamente 400 trenes al año, por lo que "el ataque se convirtió en una acción recurrente por parte del crimen organizado, que vio limitada en cierta manera el robo de combustible".

Ante esa problemática, la compañía solicitó apoyo al gobierno del estado de Veracruz y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) inició labores de coordinación.

El modus operandi

El modus operandi es simular en la mayoría de los casos, se colocan piedras, ramas, para obligar a los operadores de trenes a hacer alto total, pera después abordar los vagones y robar la mercancía. En el tramo entre las comunidades de Paraje y río seco en el municipio de Amatlán de los Reyes, hay testimonios de que comandos integrados por 10 y 20 personas encapuchadas obligan a los maquinistas a detenerse para sustraer la mercancía de los vagones.

El informe del sistema ferroviario revela que en las últimas dos semanas, cuatro trenes han sido descarrilados o deslizados en los límites de Veracruz y Puebla por el retiro de fijaciones para vías. De acuerdo con un informe de Ferromex Grupo México, el primero ocurrió el 28 de abril en Mezquite, Veracruz.

Por este descarrilamiento intencional para robar mercancía, 10 trenes resultaron afectados y 94 metros de vía quedaron destruidos. El segundo caso ocurrió dos días después, el 30 de abril, en Vaquería, Veracruz, con el mismo número de trenes afectados, además de 52 durmientes destruidos.

Los otros dos casos sucedieron en Mezquite, el 7 de mayo, y en Vaquería, el 9 de mayo, con 15 y 9 trenes dañados, respectivamente. "El ferrocarril ha sufrido una escalada importante de ataques y robos a la carga en algunas zonas de Veracruz, deteniendo prácticamente la operación de trenes", indica.

Según los informes, bandas organizadas coludidas con pobladores robaron partes de la vía para acostar los trenes en un tramo de 20 kilómetros aproximadamente. "Están quitando los clavos y las grapas con las que se sujeta el riel. Llevamos cuatro descarrilamientos en 10 días y esto realmente nos preocupa porque en esta línea movemos productos químicos peligrosos".

Entre los riesgos a la población que identifica Ferromex por estos deslizamientos y descarrilamientos están la volcadura de equipo ferroviario sobre casas-habitación y explosiones.

Además, intoxicación o envenenamiento por fugas o derrames de material peligroso, como cloro, óxido etileno y amoniaco en zonas pobladas. "Está en riesgo la operación del Puerto de Veracruz, afectando la exportación de vehículos, abasto de granos para la cadena alimenticia, importaciones de productos terminados para la CDMX", agrega el informe.

En marzo, un tren que transportaba materiales de construcción descarriló provocando daños a por lo menos 8 viviendas ubicadas en la colonia La Sidra en Córdoba.

Veracruz entre los estados que concentran el 50% de los robos

El informe trimestral del 2017 del Sistema Ferroviario revela que Veracruz, junto a Puebla, Guanajuato y Querétaro, concentra 50 por ciento de los robos a nivel nacional. La mayor parte son de sustracción de carga, del ramo alimenticio, compuesto con granos, cereales y harinas, pero también de materiales de construcción.

Veracruz contabiliza 276 robos, lo que representa el 15.8 por ciento del total de los robos a nivel nacional. En la categoría de vandalismo al trenes, en Veracruz hubo mil 475 casos de vandalismo, lo que significa el 13.6 por ciento de los actos del país.

El cierre de angulares prevalece como el evento de mayor recurrencia, seguido por los actos vandálicos a componentes de unidades de arrastre , que al igual que los casos de robo, son detectados hasta el momento del término de un recorrido.

En el rubro de descarrilamientos ferroviarios por causas ajenas al conductor, Veracruz tuvo 45 casos, el 6.3 por ciento a nivel nacional. La mayor parte de estos de debe al arrobamiento de vehículos o de personas. 38 por ciento ocurrieron en patios, 37 por ciento en vías principales, y el resto en escapes, espuelas y laderos.

También se reportaron incidentes por objetos sobre la vía férrea, como árboles, rocas, llantas, rieles, o unidades automotores sobre las vías. Los datos nacionales revelan que mientras que en el primer trimestre de 2017 hubo 125 robos en todo el País, en el último trimestre se registraron 720, lo que significó un incremento de 476 por ciento. El número de robos a los trenes pasó de 10 casos semanales entre enero y marzo a 60 entre octubre y diciembre.

Nuevo ataque al ferrocarril en Acultzingo

Un nuevo ataque al ferrocarril se registró en la zona de Vaquería, municipio de Acultzingo. El descarrilamiento, que no dejó personas heridas, ocurrió durante la madrugada en un túnel. Ladrones quienes nuevamente burlaron la vigilancia policial para descarrilar una locomotora.

El área se encuentra en reparación por decenas de trabajadores de la empresa Ferrosur, quienes son custodiados por elementos del Instituto de la Policía Auxiliar, ya que es la zona de mayor riesgo debido a los ataques. El incidente ha provocado que el tráfico de trenes se paralice durante horas, lo que ha causado pérdidas millonarias a la empresa.