Municipios

A 27 años de explosión en Anaversa, demandan hospital de cancerología

mayo 10, 2018

A 27 años del accidente de la fábrica Agricultura Nacional de Veracruz S. A. (Anaversa), en el que se derramaron al menos 38 mil litros de sustancias altamente tóxicas, ha dejado cientos de muertos por cáncer, desde entonces, la Asociación de Asistencia a los Afectados por Anaversa AC ha exigido justicia y hoy ante la falta de reparación de daños, piden la construcción de un hospital de cancerología y epidemiología porque el cáncer ha invadido a pobladores de 10 colonias a la redonda de donde estaba ubicada la fábrica, dijo Rosalinda Huerta Rivadeneyra

La representante legal de la asociación civil que se integró hace 27 años, después del accidente señaló que la explosión trajo graves repercusiones en la salud de los cordobeses y es considerado como el más grave en su tipo en nuestro país, y uno de los más graves de América Latina.

Recordó que el 3 de mayo de 1991 a la 1:20 de la tarde ocurrió un incendio seguido de explosiones en la empresa Agricultura Nacional de Veracruz SA de CV en la ciudad de Córdoba, Veracruz. Esta empresa se dedicaba a formular, envasar y almacenar productos plaguicidas (insecticidas, preservadores de madera y herbicidas). El predio de la empresa se encuentra ubicado en el barrio de las estaciones en la Avenida 11 entre calles 21 y 23 en una zona densamente poblada por familias de clase media y escasos recursos.

En el acta del Ministerio Público se certifica que se derramaron, incendiaron y explotaron al menos 38 mil litros de sustancias altamente tóxicas; ácido 2,4-D, Pentaclorofenol, Paraquat, Paratión metílico y Malation, que produjeron dioxinas y furanos.

En los muros exteriores de la empresa se anunciaban productos que evidentemente ahí se envasaban y distribuían. El listado incluye: lindano, hexaclorobenceno, mirex, metamidofos, metomilo, oxidemetón, toxafeno, carbaril, clordano, diazinon, diclorvos, dicofol, dimetoato, endosulfan.

Huerta Rivadeneyra comentó que a ella junto con otros integrantes de la asociación le tocó llevar a los afectados a los hospitales, llevó a algunos a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Pero la contingencia no se terminó en ese día y toda la noche, sigue habiendo casos de cáncer, ha habido muertos y de acuerdo a datos clínicos y epidemiológicos la contaminación alcanzará cuatro generaciones, "por eso lo que estamos pidiendo es que se instale en Córdoba el hospital de cancerología, que se haga un nuevo censo, que se repare el daño".

De acuerdo con la agencia de protección ambiental, las dioxinas son las sustancias más tóxicas y persistentes que se conocen, con un promedio de vida de hasta 80 o 100 años, por lo que se han confirmado graves daños a la salud de la población de la zona aledaña al predio que ocupaba la fábrica. El inevitable daño al ADN hace que las afectaciones sean transmitidas a cuatro o más nuevas generaciones.

Pedimos la Remediación ambiental a las autoridades, que se acerquen a hacer diversas acciones supervisadas por los afectados y la Asociación de Asistencia a los Afectados por Anaversa, A.C., no queremos intromisiones que vayan a dividir a la gente, porque "la vida de las personas no se paga con dinero, el hecho de ofrecer una indemnización en el proceso electoral no se debe hacer, porque eso lastima a muchos, yo perdí a mi madre por cáncer en los huesos.

"Por eso pedimos respeto, un estudiante de maestría de derecho promovió un amparo, que esperemos que salga adelante, porque esto sentaría un precedente, pero este amparo es excluyente porque no contempla a todos los afectados.porque no fue de la mano de los que trabajamos desde hace 27 años.

"Y es grave que se excluya porque el predio de Anaversa, a pesar de aparecer en el listado de sitios contaminados de la Semarnat, aún está en venta, destechado y sin medidas que eviten la dispersión de contaminantes, exponiendo a la población aledaña a la grave contaminación".