Municipios

Antorchistas en Poza Rica acusan a munícipes de negarse a dialogar

mayo 10, 2018

Poza Rica, Ver.- Integrantes de la organización Antorcha Campesina, se inconformaron por el trato recibido de parte del personal de la secretaría particular del alcalde Francisco Javier Velázquez Vallejo, cuando lejos de atenderlos, se limitaron a cerrar con llave la puerta de dicha oficina.

Una veintena de hombres y mujeres, encabezados por Diego Muñoz Iturbide, delegado regional antorchista, se presentaron en el Palacio Municipal con el argumento que sostendrían una reunión con el alcalde para tratar asuntos relacionados con las solicitudes de obras pública.

Sin embargo, antes de mediar palabra alguna, empleados de confianza adscritos a la secretaría particular corrieron a cerrar con llave la puerta de cristal; acto que molestó a los antorchistas, quienes exigían entonces ser atendidos por el presidente municipal, quien en esos momentos encabezaba la novena sesión de cabildo.

Muños Iturbide reclamó el proceder e indicó que tenían una cita agendada con el munícipe para ayer miércoles, solicitada con 15 días de anticipación.

En medio del alboroto apareció el director municipal de asentamientos humanos, Arturo Quiroz Romero, quien negó en todo momento que él haya pactado alguna cita con los dirigentes antorchistas, tensándose aún más la situación.

Momentos después volvió a dialogar con los inconformes, esta vez acompañado por el secretario particular de presidencia, Eduardo Guzmán Guzmán, quien les pidió entonces lo acompañaran a la oficina de Obras Públicas.

Tras varios minutos de discusión, el grupo de personas optó por retirarse, no sin antes cuestionar el desempeño de los empleados municipales.

Minutos antes, habían acudido a las oficinas de la Delegación Regional de Patrimonio del Estado, donde enfrentaron al titular Carlo Magno Mendoza Trápala, a quien señalaron de entregar constancias de posesión de predios en la colonia Fraternidad Antorchista a personas ajenas a la organización.

Los integrantes de Antorcha Campesina solicitan además de la escrituración de los terrenos que ocupan en el mencionado asentamiento, obras públicas para mejorar la calidad de vida de los habitantes, situación limitada legalmente por la falta de certeza jurídica respecto a la propiedad del predio.