Política

Mujeres, muerte e inanidad social

mayo 10, 2018

En los últimos años los asesinatos de mujeres veracruzanas se han convertido en material cotidiano para la nota roja. Mujeres principalmente jóvenes están siendo constantemente asesinadas pese a existir dos alertas de género en el estado. Una por las condiciones de indefensión por la violencia contra ellas, otra por la negativa del sistema político vigente para reconocer el derecho a decidir sobre la continuación o no de embarazo.

Esta es una situación que ya ha trascendido el plano estatal, desde hace tiempo es motivo de atención de diversas organizaciones de dinero y de derechos humanos, fenómeno que ha trascendido las fronteras nacionales y es objeto de estudio e interés tanto a nivel nacional como internacional de diversos organismos y personas comprometidas con la causa de las mujeres y los derechos humanos.

A diferencia del perfil de los sucedido en Ciudad Juárez hace menos de una década, el perfil de los feminicidios veracruzanos corresponde mayoritariamente a mujeres jóvenes de clase media, estudiantes.

Esto es una patología social, mezcla de sexualidad y muerte, atribuible a uno o varios autores materiales, pero que refleja la condición general de la sociedad y las autoridades responsables de salvaguardar la seguridad ciudadana y entender la ocurrencia de tales feminicidios para detenerlos.

Ocurren en un rango de motivos que van desde el odio hasta el placer sexual de la dominación llevada a la fatalidad. Los autores materiales siempre son hombres y eso debiera ser dato suficiente para revisar con cuidado cuáles son las bases y los parámetros de la convivencia social veracruzana, porque es claro que no están bien. Es anormal la normalización de eventos de esta naturaleza y la indiferencia de las autoridades para entenderlo y tomar las decisiones políticas públicas para corregir la deformación. En caso de haberlas, las aproximaciones de las autoridades parecen olvidarse del sistema patriarcal y su más que frecuente ejercicio patológico de la sexualidad. Ésta, la sexualidad, es el proceso mediante el cual las relaciones sociales de género son creadas, organizadas, expresadas y dirigidas a crear los individuos que conocemos como mujeres y hombres. Las relaciones sociales de éstos crean la sociedad.

Los asesinatos de mujeres están directamente asociados al grado de tolerancia que cada sociedad muestra con su ocurrencia. Si la sociedad los normaliza e integra a la cotidianidad del paisaje, siguen ocurriendo imparables.

Vistos los resultados de años, es claro que si las autoridades los administran es porque la sociedad no ha hecho de ellos motivos de indignación y movilización suficientes.