Política

Designa MAYL titular de la Agencia Estatal de Energía a ex representante legal de Grupo Higa, ligado a Casa Blanca

mayo 09, 2018

El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares nombró a Pablo Puig de la Parra como presidente de la Agencia Estatal de Energía, quien se venía desempeñando como representante legal del Grupo Higa, en el fallido intento de construir el tren rápido México-Querétaro.

Grupo Higa es la compañía involucrada en el caso de la Casa Blanca de Enrique Peña y presuntos hechos de corrupción.

Ahora, el mandatario estatal lo nombró presidente de la Agencia Estatal de Energía, y en su primer discurso Pablo Puig de la Parra adelantó que se respaldarán proyectos como la construcción de una red de gasoductos por toda la entidad veracruzana para alimentar a los parques industriales.

De igual forma, resaltó que Veracruz cuenta con mucha riqueza en sus ríos, que debe ser aprovechada para la construcción de hidroeléctricas.

También propuso que Veracruz participe mediante asociaciones público privadas en proyectos de generación de energía eléctrica y de otra índole, con proyectos estratégicos plenamente identificados.

Por su parte, el gobernador Yunes Linares dio a conocer que hasta 747 mil barriles de petróleo adicionales se producirán en los siguientes años en el estado de Veracruz, gracias a las inversiones que realizarán tanto Pemex como empresas extranjeras, lo que ubicará nuevamente a la entidad como la mayor potencia petrolera en México.

Precisó que un pozo descubierto en la zona de Papantla ha sido catalogado como la nueva reserva más importante del país, que brindará certeza y sustentabilidad energética en el país.

Al tomar protesta e instalar el Órgano de Gobierno de la Agencia Estatal de Energía, el mandatario estatal auguró que para Veracruz viene una etapa de creación de miles de empleos, que ya han comenzado a generarse en la zona de Pánuco y Tuxpan, donde se están construyendo nuevos sistema de almacenamiento de combustible.

Miguel Ángel Yunes Linares dejó en claro que no se van a permitir inversiones en materia energética que afecte el entorno ambiental en Veracruz, como tampoco aquellas que generen problemas sociales, pues el contrario van a integrar inversión con desarrollo social.