Política

Renuncian comerciantes al tricolor tras ser excluidos de evento de Meade en Poza Rica

mayo 08, 2018

Luego de haber sido marginados durante la visita del candidato a la Presidencia de la República, José Antonio Meade Kuribeña, al menos 40 personas renunciarán a su militancia en el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Gloria Torres Ordaz, dirigente de un amplio sector de comerciantes en este municipio, acusó que no fueron tomados en cuenta por los delegados durante la visita de Meade Kuribeña, quien estuvo presente en Poza Rica acompañado de los candidatos a gobernador, José Yunes Zorrilla; y a la diputación federal, Lilia Christfield Lugo.

"No fuimos invitados a recibir al candidato, cuando todo el pueblo de Poza Rica que la ciudad ya no es 100 por ciento petrolera, hay comerciantes, hay iniciativa privada, colonias (...) que son las únicas que sufrimos cuando no hay una persona con la que nos podamos acercar cuando no hay apoyos", acusó la lideresa.

Torres Ordaz ha participado en el PRI como presidenta seccional, dirigente de la CNOP mujeres y fundadora del Movimiento Territorial, entre otros cargos. Actualmente formaba parte de la estructura para la promoción del voto y anunció que a su salida, al menos 40 personas más seguirán sus pasos.

La molestia se generó luego de que el sábado pasado no fueron convocados para recibir a Meade Kuribeña, en un evento en el que únicamente participó el sector obrero petrolero y en el que, para ingresar al domo de la plaza cívica, les requerían el número de ficha de Pemex.

"Nos vamos del partido; hay otros compañeros que también se van, pero en su momento ellos darán su declaración. Me voy con un grupo de gente para renunciar, porque no estoy de acuerdo con este tipo de situaciones y muchos menos que haya priístas de primera y de segunda. Creo que por los años que llevo en el partido y la experiencia que tengo en el trabajo, esta decisión la tomé por eso; nos han insultado, nos han faltado el respeto".

Aunque descartó que tenga ya un destino en algún otro partido político, dejó abierta la posibilidad a recibir invitaciones por cualquier otro instituto. "No soy mercenaria de la política, yo trabajo para las colonias, para la gente que necesita los apoyos, no para nadie en especial", dijo.

Calificó como grosería el desdén de los delegados del partido por no tomarlos en cuenta. "Son personas que no tienen la capacidad de llevar al partido al triunfo; recibir las groserías de un muchachito pues no, que se queden con el PRI si creen que todavía alguna organización que se dice muy fuerte puede sacar la elección, pues adelante, nosotros nos vamos".

Enfatizó que durante su militancia siempre se disciplinó a las decisiones del partido, "pero todo tiene un límite y después de 40 años de haberle regalado mi vida al PRI, se llegó el momento de partir".

Reconoció que existe gente al interior del partido que está operando "bajo el agua" contra el PRI, lo que se verá reflejado en la votación el día de la elección. Agradeció las atenciones que en su momento el partido pudo tener con la gente que la respalda, pero mañana se presentará en las oficinas del PRI para hacer oficial su renuncia.