Política

Las pandillas en Estados Unidos: Epidemia imparable.

abril 30, 2018

El ahora diácono Arnaldo Santos de origen puertorriqueño, fue policía local y estatal en Nueva Jersey, y autor del libro "Street gangs and god: The batle in te streets", en español "Las pandillas callejeras y dios: la batalla en las calles", menciona que las pandillas van creciendo más y más, es una epidemia que necesita más atención, hay 33 mil pandillas en los Estados Unidos, es decir 2.4 millones de pandilleros; si hablamos de los condados de Nueva Jersey, en todos hay una presencia, entonces es algo que está afectando mucho a los jóvenes, y a las familias, asegura.

Para el Centro Nacional de Pandillas en los Estados Unidos hay 1.4 millones de pandilleros en los estados unidos 46 % son latinos 35% afroamericanos, 11% anglosajones y otros 7%.

Arnaldo Santos comenta que: "En 1992 hubo diferentes problemas donde distintos grupos que venían de California, empezaron a venir a esta ciudad y notamos que había pandillas, en ese tiempo estaban los sureños 13, y los pelones, ellos siempre estaban en batalla".

"La mayoría de ambos bandos son latinos de Centroamérica o México, lo triste eran que estaban bien jovencitos, ellos peleaban mucho, era como una guerra, decían este lado de la ciudad nos pertenece a nosotros, no caminen por aquí no pasen por aquí, porque si rompen la regla, va haber una consecuencia entonces llegó el momento que estaban peleando mucho hasta que le disparaban el uno al otro, y hubieron matanzas en ese tiempo, a la vez diferentes homicidios en la ciudad."

Los delitos que cometían: "Daños a propiedad ajena (el graffiti), delitos violentos, estaban envueltos en la prostitución, tráfico de drogas, fraude falsificación de cheques y cambio de los mismos, tráfico de armas y robo, eso era lo que ellos hacían, lo triste es que los miembros de las pandillas estában reclutando a niños, eso es lo serio, adolescentes y adultos, y ahora siguen esa misma practica por internet, por Facebook, por twitter, Instagram, y en la escuela.

El diácono Arnaldo señala que el Modus operandi de los pandilleros: "primero es hacerse amigos de aquellos que veían como posibles miembros de dicho grupo, de ahí los invitaban a que fueran a diferentes reuniones, o que se contactaran con ellos, y muchos lo hacían, lo triste que yo noté es que los padres trabajaban mucho, al trabajar dejaban a los niños en sus hogares y no estaban supervisados y eso era uno de los problemas más grandes porque si mami y papi no están ellos están solos, los pandilleros veían eso, los niños podían salir y estar en la calle; ¡los padres no sabían que estaban entrando a esas pandillas!, ellos les decían, si eres miembros de este grupo, vas a tener dinero, vamos hacer tu familia, lo que necesitan aquí estamos, y dicho discurso lo siguen utilizando."

Las razones por las que una persona entra a una pandilla: "En algunos casos la pobreza , la tradición familiar que el papá y la mamá estén en las pandillas y que han estado durante muchos años, eso es lo que conocen primera, segunda y tercera generación, algunos casos el niño ve la violencia en su hogar, en otros el niño es abusado y se deprime, no puede imaginar su crecimiento y entra en una pandilla, "donde lo van a tratar mejor", esto es en un principio, a muchos que yo he visto que ya cuando están dentro y cometen un crimen los pandilleros los dejan en la cárcel, cuando necesitan algo se olvidan de ellos".

Santos resalta: "Hay que hablar con la comunidad hispana, Jesucristo es el centro del hogar, que los jóvenes reciban los sacramentos, eso es lo esencial, eso es lo importante, porque si no tienen a DIOS, si no tienen esa base, están vacíos."

"Yo tengo padres que han venido, porque tenía al grupo juvenil, eran 200 jóvenes, y sabe lo que pasaba que a veces, los papás venían a nosotros con un joven de 16 años, a ver si podíamos arreglarlos, ya estaban en las drogas, en las pandillas y todo, y a la semana ya venían y decían no he visto ningún cambio en mi hijo y digo señora como cree que yo voy hacer los milagros, DIOS es el que hace milagros pero recuerde que no tienen la base, no estaban bautizados, no tienen la primera comunión, ni la confirmación, no iban a la iglesia, ahora tienen 16 años y ahora quieren que cambie, si no le diste esa base, y uno habla con el jóven y dice mami y papi estaban trabajando siempre, entonces si no le damos esa atención, se van a ir para otros lugares como las pandillas, los grupos que venden drogas; me imagino que es lo mismo en México y en Centroamérica que hay un problema muy grande con las pandillas principalmente con la mara salva trucha, la pandilla 18, la Z13, todas esas pandillas son peligrosas y muchos de los jóvenes ven que ahí pueden superar y si están muy pobres y ellos les dan 50 dólares para vigilar, para hacer algo, y lo van hacen imagínese."

Aún persisten estos grupos en Bridgeton NJ: Están los pelones, los sureños 13, los batos locos, los brothers, crip´s, hay una mezcla y la cosa es que ahora en las pandillas hay latinos, anglosajones y afroamericanos.

El diacono puntualiza los signos que presenta un niño cuando entra a las pandillas:

*Cuando el niño o una niña empieza a tener problemas en la escuela, si sus notas no son igual, que es lo que sucede cuando entran a las pandillas, porque su vida cambia para siempre.

*Si el niño o la niña no quiere ir a la escuela, si empieza a falta mucho hay que tener cuidado.

*Si dibuja símbolos de pandillas, en el comportamiento, como la agresión, la autoridad, el desafío, ansiedad, depresión o si vez fotos de amigos desconocidos, ellos mismos se sacan las fotos y con las manos haciendo diferentes señales, esas cosas tiene que mirar, estar al pendiente.

Es importante tener una comunicación abierta y frecuente con sus hijos, animarlos a participar en los deportes y otras actividades orientadas a la salud de su entendimiento de pertenencia, que cultiven el respeto por la propiedad y el orgullo de los demás.

Conozca con quien sus hijos están pasando el tiempo, cuantas veces cuando yo era policía a las 2am veían muchas jóvenes, y aquí hay una ley contra eso que no pueden estar afuera tan tarde y uno los arresta y pregunta donde esta mami y papi, mamá y papá no saben que están afuera en la calle , le pidieron permiso para quedarse en casa del amigo o la amiga y de ahí salieron a la calle a buscar y hacer lo que quieran ir a fiestas y todo.

Tiene que tener cuidado y ver quienes son los amigos, con quien están pasando el tiempo, no dejen que los niños estén todo el tiempo en la calle si estar supervisando, a veces se van a las 8 de la mañana y regresan a las 10 de la noche y no saben que están haciendo

Participen en su educación eviten que sus hijos vean películas violentas, que tengan cuidado con eso también, eso nos ayuda y muchos de ellos les gustan imitar cosas, no que todos lo hacen, pero algunos sí, digan no a los videos y música negativa, por toda la violencia que hay ahí, todo estos jóvenes que han disparado en las escuelas muchos de ellos practicaban en el internet, con esos juegos, entonces hay juegos que tiene una pistola y usted mata a todo el mundo, a la policía, a todo el mundo que venga hacia ti.

Cerró diciendo: "Aunque sean adolescentes son muy peligrosos, aunque no estén en una pandilla tan seria como la mafia mexicana, la z13 o la mara, si la estas imitando, la están imitando en el crimen y quizá imitando algo que está en la televisión estas matando a alguien, es algo que debe ser serio".

"Se arresta al líder y sale otro, porque hay mucho dinero y estas vendiendo droga, vendiendo armas o si es traficante de personas que es algo muy triste y que esta ocurriendo en todo sitio de México, aquí en EUA y Centroamérica."