Política

Pobladores clausuran bodega de minera y exigen frenar trabajos

abril 28, 2018

Habitantes de las comunidades Coyotes, Cerro Gordo, Guarumbo, Mozomboa, El Jícaro, Villa Rica, El Porvenir, Los Baños, entre otras del municipio de Actopan y comunidades de Alto Lucero marcharon hasta llegar a la bodega de la minera Almadex Minerals –quien a través de su filial Gavilán S..A de C.V. y Minera Alondra S.A. de C.V. han perforado 100 barrenos– en donde hicieron una clausura simbólica para exigir se retire y frene los trabajos de exploración y explotación de cobre y oro, en lo que será la mina El Cobre I, II, III IV, V y VI.

Con pancartas, los habitantes expresaban su rechazo a la instalación de las minas en el municipio de Actopan, proyectos que denominan de "destrucción y muerte". El punto de reunión fue en la explanada central de Tinajitas, lugar en donde la empresa tiene su bodega en donde guarda la maquinaria que está utilizando para realizar los barrenos.

En medio de la lluvia, los gritos alentaban a pobladores para que no permanezcan en silencio, "Fuera mina" "Súmate a ti también te va a perjudicar". Caminaron un kilómetro hasta llegar al lugar indicado, "el mensaje es que la empresa vea que la mayor parte de la población está inconforme, que no nos chupamos el dedo cuando dicen que va a haber empleos, que nos va a ir bien, esos son engaños", dijo un poblador, que no se escribe su nombre porque algunos tienen miedo a la empresa y al gobierno.

Algunos de los manifestantes ya están integrados en la Unión Veracruzana de Pueblos Libres de Minería Tóxica, otros a Lavida y otros más están ahí en una "lucha para que nos dejen en paz, hoy vivimos bien".

En Mozomboa "nosotros queremos que todos los seres vivos estén bien, los árboles, animales, no queremos que nada de eso, además tenemos hijos, aún tendremos nietos y que les depara con la contaminación, por eso no estamos de acuerdo", dijo Maribel Álvarez.

Las mineras a cielo abierto pueden traer graves problemas, afectando a los sistemas, a los habitantes no es sustentable estos tipos de proyectos para la zona , porque nos van a dejar una deuda ecológica que con ningún tipo de mitigación. Tememos porque aquí empieza el Sotavento y en el caso que haya una mucha evaporación cuando existan las lagunas que tienen agua con cianuro va a impactar la zona por los eventos del norte que pueden llegar hasta el Cofre de Perote, sostuvo Jesús Blanco de la comunidad Arroyo de Piedra.

La situación se torna difícil ante los engaños de las mineras y hay personas que creen que van a tener empleo, que van a elevar su calidad de vida, y eso es mentira, todas las comunidades no van a tener empleo y empeorará la situación porque habrá agua contaminada, sostuvo Jesús Blanco, quien dijo que la empresas están visitando las escuelas, han llevado videos y reuniones masivas para exponer la versión positiva de la minería, pero no dicen la realidad.

"No queremos sus minas, si el gobierno acepta las minas están atentando contra los veracruzanos, porque están muy cercana a la planta nuclear Laguna Verde, no queremos que venga a contaminar el agua, porque todo se fregaría, los cultivos, el agua azufrada que hay en la zona.

Las comunidades exigen la cancelación de concesiones mineras y que sus territorios sean decretados libres de minería. Ante la nula respuesta del gobierno federal, estatal y municipal, han decidido mantenerse en resistencia, pero afirman que no dejarán que la empresa canadiense se asiente en su territorio.

El gobierno federal ha concesionado más de 70 mil hectáreas en la zona, destacan que se encuentran ubicadas en un importante territorio biocultural del estado de Veracruz; es decir, dentro de un espacio que ha sido ocupado por siglos por comunidades campesinas, afrodescendientes, indígenas y comunidades equiparables a pueblos indígenas.

Lo anterior vulnera los derechos humanos de las comunidades tal y como lo establecen los artículos segundo de la Constitución y sexto del Convenio 169 de la OIT, el gobierno federal debe garantizar el consentimiento previo, libre, informado y culturalmente informado.

Las comunidades equiparables pertenecientes a los municipios señalados, hantomado la decisión en 27 asambleas ejidales y comunitarias de rechazar las actividades mineras en su territorio. A través de actas de asamblea han manifestado ante las autoridades la vulneración a partir del acto de la concesión minera, de su derecho a la autonomía, a la libre determinación sobre su territorio, por lo que el no ala mina El Cobre.