Sociedad y Justicia

El dolor de un padre: la Fiscalía me perdió a mi hija después de asesinada

abril 16, 2018

"La encontré en papeles, pero quien me la perdió después de asesinada fue la Fiscalía. (El caso de) Gemma estaba en un expediente de tres cuerpos que se fueron a la fosa común de Palo Verde; pero hemos ido a las fosas, sacamos dos cuerpos pero el de mi hija no apareció. Es el caso emblemático en donde la justicia desaparece cuerpos, en donde a los fiscales como Amadeo Flores, Luis Bravo y Jorge Winckler no les importa, mientras uno vive el duelo", sostuvo Pedro Mavil.

"Ya van a ser siete años de búsqueda, hasta que la encontré en papeles en el 2016. Alguien me dijo que buscara en la carpeta de investigación 844/2011 y le exigí a la titular de la Dirección de Investigaciones Ministeriales que se me presentara a la vista una carpeta y en la Unidad Especializada contra el Secuestro me la mostraron, posterior a que Rosario Zamara instruyó a la juez a que fuera por ella.

"Esa carpeta está relacionada con el hallazgo de un cuerpo femenino en calidad de desconocido. Luis Ángel Contreras, entonces fiscal general, tenía información de esa carpeta, él me dijo que iban a analizar los perfiles genéticos para ver si coincidía y después avisaron que el perfil genético mío y de mi esposa coincidía con el de mi niña, que fue encontrado el 13 de agosto de 2011 en Xalapa.

Gemma estuvo en los refrigeradores de Servicios Periciales de Xalapa aproximadamente 90 días. En ese lapso, en ese mismo lugar, don Pedro estuvo varias veces allí y nunca le dijeron que había un cuerpo en calidad de desconocido el cual, según autoridades de mediante la cadena de custodia, fue llevado a una fosa común en la que se ha buscado pero no se ha hallado.

De acuerdo con la carpeta de investigación, tres cuerpos se depositaron en una fosa común, dos de sexo masculino y uno femenino. No obstante, panteoneros y funcionarios públicos que intervinieron en la diligencia declararon que solo inhumaron dos cuerpos masculinos, nunca un femenino.

Por ello, Pedro Mávil espera que en este proceso al que está sometido el ex director de Servicios Periciales Gilberto "N", señalado por el ocultamiento de cuerpos, diga y sensibilice al grupo de personas que se ocupó de ocultar una serie de violaciones, consideradas de lesa humanidad, "específicamente al de mi hija, porque a mi hija me la desapareció la Fiscalía en aquel tiempo en donde el titular era Amadeo Flores Espinosa y con la administración de Luis Ángel Bravo Contreras; entre ellos me la desaparecieron".