Municipios

En la entidad aún no es necesario que Iglesia sea "medidadora" con crimen, dice religioso

abril 16, 2018

Córdoba, Ver.- A pesar de los altos índices delictivos y de inseguridad en la entidad, aún no existe necesidad de que la iglesia funja como "mediador" con el crimen organizado con el fin de abogar por la paz, anotó el obispo Eduardo Patiño Leal quien consideró que el encuentro que se dio en Guerrero fue efecto de los alto índices de inseguridad de aquel estado.

Consideró que se han dado situaciones distintas en cada una de las diócesis, por lo que en el caso concreto de Guerrero el tema es muy difícil, pues se han dado casos ya, en donde la delincuencia organizada impide el abasto de agua, paso de familias y hasta de autoridades, es decir, al obispo Salvador Rangel ha sido crítica a quien le ha tocado abogar porque no se cometan delitos, así como se restablezca la paz social.

"Yo creo que todos los obispos invitamos, sea en público o si hubiera la necesidad de ver en privado a alguien, a pedir que desistan de hacer el mal, nuestro deber es ese, pero ya, así como convertirse en mediador, dependería de las autoridades políticas", opinó monseñor.

A su parecer, aun cuando en Veracruz la delincuencia ha alcanzado grados lamentables, consideró que la Iglesia todavía no se ve en la necesidad de intervenir ante la delincuencia organizada. "Gracias a dios no nos han buscado las personas de la delincuencia organizada".

"Nosotros oramos para que todos tengamos paz y en la medida de lo posible cuando pues cuando haya necesidad, tendríamos que tratar de buscar que se impida seguir haciendo mal".

Monseñor Eduardo Patiño Leal negó que hasta el momento hayan sido buscados por la delincuencia organizada u organizaciones civiles para solicitarles que intervengan por este tema, no obstante, sí reconoció que lo importante es que se termine con este fenómeno social de inseguridad que lejos de detenerse, sigue creciendo.

Y es que, aun así, lamentó que se sigan dando situaciones preocupantes que "duelen mucho" sobre todo por las familias que han sufrido algunas de estas circunstancias, indicó el sacerdote.

Así lo señaló tras su misa dominical, en la cual dio lectura a la carta que fuera firmada por los obispos de la Provincia Eclesiástica de Xalapa, que emana en marco a la elección de este año, en ella reconocen que los mayores retos, el desempleo, corrupción e inseguridad.