Política

Exhorta Iglesia a candidatos a evitar la violencia y engañar a pobres con dádivas

abril 13, 2018

Orizaba, Ver.- La jerarquía católica de nuevo exige a todos los candidatos propuestas en vez de ataques; reclama desechar el uso de la pobreza como bono electoral y ya de paso les demanda construir unas elecciones "sin violencia e inseguridad"; las dádivas, afirma, "desvirtúan el proceso electoral".

El vocero de la diócesis, Helkyn Enríquez Báez, retomó el mensaje que la Conferencia del Episcopado Mexicano emitió en torno al proceso electoral que vive nuestro país y el estado, y lo califica como "momento decisivo en la historia de nuestro México, que alienta y desafía la vida y misión de la Iglesia".

"Nos encontramos en la coyuntura del proceso electoral que está en curso en nuestro país. Con espíritu muy abierto y atento, vemos las plataformas que los candidatos a los distintos cargos de representación popular, en los niveles federal y local, presentan para responder a los grandes desafíos de nuestra patria. En este contexto, también estamos atentos y valoramos las numerosas propuestas y visiones de futuro de instituciones académicas y organizaciones de la sociedad civil."

Consideró que el proceso electoral ofrece un marco favorable para la madurez cívica en nuestra patria, por lo que se hace necesaria la participación de todos, pues ayudará a definir tanto la manera en que se desarrollarán los comicios, lo cual será importante para el futuro de nuestro país.

En este sentido, se refirió al Proyecto Global de Pastoral hacia el 2031-2033, aprobado por la conferencia episcopal y elaborado tras un análisis de la realidad, en el que se señalan diversos y complejos fenómenos propios de la sociedad, así como manifestaciones de profundas transformaciones sociales y culturales, que en su conjunto caracterizan un cambio de época.

"Nos preguntamos cuáles pueden ser sus posibles causas, alcances y la manera cómo afectan o benefician la vida y la dignidad de las personas. Vivimos un extraordinario giro histórico, en el que confluyen nuevos modelos antropológicos, por ello nos acercamos, desde nuestra misión pastoral, a la realidad de los hombres y mujeres de nuestro tiempo."

El vocero católico exhortó a los candidatos a la presidencia de la República, legislaturas, gubernaturas y presidencias municipales, a conocer la realidad y escuchar los anhelos de la población, "a aprovechar el momento para construir conjuntamente con otros, propuestas de paz y justicia, con visión de largo plazo. Queremos contribuir a un diálogo nacional, que se escuchen todas las voces, especialmente de aquellos que sufren violencias e injusticias. Proponemos un diálogo abierto y propositivo entre los candidatos y la sociedad para lograr una agenda que se convierta en proyecto de gobierno".

Asimismo, comentó que a la Iglesia le preocupa las descalificaciones entre quienes aspiran a un cargo de elección y que espera propuestas concretas de acuerdo con el cargo al que aspiran, con un sentido de corresponsabilidad, que permitan solucionar problemas que afectan a los mexicanos como la impunidad, la corrupción, la pobreza y la desigualdad social, la inseguridad y la violencia.

También reiteró el llamado a candidatos y partidos a evitar el fraude, la coacción del voto, la simulación, la violencia, el engaño a los pobres con dádivas, "invitamos también a la ciudadanía a sumar esfuerzos para que prevalezca la propuesta y el compromiso por la transparencia, la legalidad, la honradez, la equidad, el diálogo y la verdad".

En este sentido, aseguró que la Iglesia se compromete a animar e impulsar con imparcialidad la participación ciudadana durante este proceso electoral.