Municipios

En serranía, precariedad es cada vez mayor y la explotación es una de las causas: Tinam

abril 12, 2018

Orizaba, Ver.- La Unión de Todos los Pueblos Pobres de la Sierra de Zongolica, por sus siglas en náhuatl (Tinam por sus siglas en náhuatl) advierte: en la Sierra de Zongolica, la pobreza cada vez es mayor; la vulnerabilidad de la población es grave y el hartazgo social no se ve por donde detenerlo. En sus veinte años de existencia esta organización, alerta de una explotación brutal no sólo de los recursos naturales de la serranía, sino de la misma población indígena. En un comunicado acusa que el despojo de viejos caciques, "se heredaron a las nuevas generaciones de terratenientes y explotadores".

Las condiciones de vida de las clases vulnerables en las regiones rurales e indígenas, "se mantienen igual que en la época prerevolucionaria, con grandes carencias y en medio de un abandono y vulnerabilidad que cada vez es más creciente. Hoy nos enfrentamos, señala el comunicado, "a una realidad que a fuerza de ser brutal le estalla al Estado en las manos, pues no se ha hecho justicia en el campo mexicano".

Miles y cientos de miles de campesino indígenas y no indígenas, del país vivimos en igualdad de condiciones que nuestros ancestros, "la gran mayoría de nuestros escaso patrimonio nos fue arrebatado por los viejos caciques que hoy han heredado a las actuales generaciones".

Las reformas al artículo 27 constitucional, prosigue, "legalizaron el reparto agrario, para quienes los poseyeran y la desaparición de los ejidos, estructurando hacia la legalidad del régimen como política neoliberal, de nueva cuenta y con nuevo brío la propiedad privada, creando las condiciones para nueva cuenta arrebatar la tierra a los campesinos, como por falta de recursos y la ignorancia".

Por eso los auténticos indígenas estamos en medio de una bestial pobreza, "en nuestra organización, hemos luchado por la defensa de los derechos del pueblo, por la dignidad humana, por las demandas de la defensa de la tierra, los servicios públicos, beneficios de la comunidad, el respeto a los derechos de los pueblos indígenas, hoy nos mantenemos en resistencia y lucha organizada, firmes en nuestras convicciones políticas e ideológicas".

Los pueblos indígenas unidos y organizados, en pie de lucha vivimos en la injusticia social, olvidados en las altas montañas y en medio de la opresión política, hambre y sed, pero somos pueblos dignos y por ello consideramos que la organización, es la base fundamental en la cual se sustenta nuestra lucha, los pueblos organizados decidimos no permitir que acabaran con nuestras comunidades y desde el Tinam, exigimos un verdadero trato de seres humanos.

Nuestra lucha, señala, no se ha terminado, "por el contrario se ha prolongado por décadas sin alcanzar el objetivo de que la tierra sea para quien la trabaje, lucha que ha tratado de hacer creer que ya no existe campesinos su tierra y que esta ha sido ya repartida".

La actualidad que tenemos en los municipios de la sierra, explica, "cada vez son peores, la migración hacia zonas urbanas cada vez es mayor sobre todo porque no hay fuentes de empleo, pocas oportunidades de crecimiento, pero en medio de una gran discriminación que igual se suma a las condiciones de marginalidad en la que vivimos".

Los tiempos electorales, "sólo servirán para que los partidos políticos de nuevo vengan, intenten engañar, pero ya no será la misma respuesta de la gente que vivimos en estas regiones".