Municipios

Exigen una consulta popular para Plan de Desarrollo en Chicontepec

abril 12, 2018

En Chicontepec piden que el gobierno municipal abra a consulta el Plan de Desarrollo y que la participación ciudadana se dé, porque nunca se ha consultado a las comunidades indígenas cuando éstas son las que sufren las condiciones de abandono, dijo Apolinar Lozano Reyes, subagente electo de Teácatl Amatlán, del municipio de Chicontepec.

En Chicontepec, como en todos los municipios de Veracruz, por ley el Plan de Desarrollo Municipal debe tener un horizonte a largo plazo, de 15 o 20 años, y el pueblo debe tener cabida en el diseño del plan.

Así lo disponen las reformas a la ley de planeación del estado de Veracruz que se aprobaron en diciembre de 2017 por iniciativa de la diputada Cinthya Lobato y avalada por el pleno del Congreso de Veracruz, sostuvo Lozano Reyes.

Por ley se debe consultar a la ciudadanía, y aun más a las comunidades indígenas "para que nuestros sueños y necesidades de mejora vayan teniendo solución en esta región tan marginada, donde todos los municipios son catalogados como de atención prioritaria por el gobierno federal, y sobre todo en Chicontepec en donde 48 mil 380 habitan hogares indígenas en 300 comunidades".

También consideró que el presupuesto municipal es de todos, y así debe considerarse para diseñar un esquema de desarrollo municipal participativo e incluyente, "se trata de hacer municipios vanguardistas con deseos de dejar atrás el hambre y la pobreza, con manejos transparentes de los recursos para acabar con la corrupción."

Ex síndico ratifica denuncia contra ex alcalde

El ex síndico de Chicontepec, Vicente Martínez Sánchez, ratificó la denuncia interpuesta contra el ex alcalde, Pedro Toribio Martínez por las irregularidades que se registraron durante la administración anterior en donde hubo un daño patrimonial de 106 millones de pesos, de acuerdo con la revisión de la Cuenta Pública 2017.

La denuncia también va contra el ex director de Obras Públicas, Santos Vargas Flores y la ex tesorera municipal, Inés Martínez Martínez y del y el ex director del DIF, Reynaldo Toribio Martínez, por los presuntos delitos de enriquecimiento ilícito y falsificación de documentos.

El ex síndico de la administración municipal 2014-2017 explicó que la actual administración a cargo del presidente municipal, Pedro Adrián Martínez Estrada, hizo una auditoría y resultó un desvío de recursos de 106 millones de pesos como parte del Fondo para la Infraestructura Social Municipal (FISM).

Entre las irregularidades dijo que hubo obras inconclusas, compras fantasmas. Se hacen varias observaciones, nos hacían responsables de un daño patrimonial de 106 millones de pesos, en varios aspectos. El entrevistado se dijo en peligro, toda vez que podría recibir amenazas de muerte por proceder legalmente contra dichos ex funcionarios, "nada más he recibido comentarios de que tengamos cuidado por lo que andamos haciendo y realmente a manera de protegerse vamos por la ratificación y a implementar los términos de que cualquier cosa de que suceda a mi persona o la familia serían responsables ellos".

Martínez Sánchez afirmó que él nunca fue requerido para firmar los contratos de obra u otras prestaciones de servicios, "para un contratado el presidente municipal no firma, firma el representante legal, que es el síndico, entonces en todas esas cuestiones nunca fui tomado en cuenta, lo hacía él directamente y ya nada más pasaba a que yo le firmara, pero no accedí a prestarme a esas cuestiones".

Martínez Sánchez interpuso la denuncia el pasado 29 de diciembre, después de que corroboró que las obras no habían sido concluidas y ayer ratificó la denuncia en contra de los ex funcionarios municipales.