Política

Los contratos del aeropuerto se respetan; nada de revisarlos: Meade

abril 01, 2018

Un enorme nerviosismo se apodero del presidente Peña y su candidato presidencial José Antonio Meade cuando el candidato de Morena y "Juntos Haremos Historia", Andrés Manuel López Obrador, exigió que no se continúe con los trabajos en el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México hasta en tanto no se revisen los cientos de contratos con empresarios extranjeros y mexicanos y se garantice la seguridad de ese magno proyecto por existir elementos de prueba que evidencian la existencia de una profunda corrupción.

Por vía de mientras, Meade sentenció que los contratos no son motivo de revisión porque eso daría lugar a que los inversionistas extranjeros y nacionales desconfiaran de las leyes de este país , por la inseguridad jurídica, sin embargo, ninguna referencia hizo o ha hecho en relación a las violaciones que se ha cometido contra la Constitución política en este sexenio, como en los casos relevantes que una fiscal electoral –en pleno proceso electoral– que tenía que cubrir su cargo hasta el 30 de noviembre de este año es cesado por quien es el encargado del despacho de la Procuraduría General de la República, o bien en cuanto a la reglamentación al artículo 134 para prohibir al gobierno el manejo facciosa de la publicidad, y por último, aunque no es lo último, el nombramiento de un ministro de la Corte sin cumplir con los requisitos constitucionales.

Peor aún, ninguna explicación existe para no esclarecer el desvío de recursos hacia empresas fantasmas creadas por la secretaria de Desarrollo Social que tuvo a su cargo por ciento de miles de millones de pesos, o bien que, pese a las denuncias de la Auditoría Superior de la Federación presentadas ante el Ministerio Público Federal contra varios gobernadores, siendo secretario de Hacienda fue omiso o complaciente para que las cosas continuaran sin cambio.

Desde siempre se ha dicho el enorme riesgo que representa construir el aeropuerto en un lugar pantanoso como es el Lago de Texcoco y si bien ese intento viene desde el régimen de Fox Quezada, en que los campesinos de Atenco fueron masacrados por oponerse a la venta de sus tierras, la reincidencia habla mucho de los grandes intereses que están involucrados, sin embargo, se tiene que ponderar de mejor forma ese proyecto pues no vaya a suceder, como ha sucedido en otros casos, en nos sale el tiro por la culata.

El equipo de que se ha rodeado o que le ha impuesto el presidente Peña al candidato Meade, es de pronósticos reservados, pues vemos que su vocero es nada menos que el ex senador panista y ex secretario de trabajo del ex presidente Calderón , Javier Lozano, a quien el chino Zhen LI Yegon , "coopelas o cuello", le guardó 205 millones de dólares que, por cierto, ya nada se sabe, que no sea que una parte se entregó la Suprema Corte de Justicia de la Nación ,otra a la Procuraduría General de la República y otra más a la Secretaría de Salud, pero su origen está en el limbo, y eso que somos un país derecho.

Sin duda que es preocupante para el presidente Peña que llegara a la presidencia Ricardo Anaya, pues si bien no le será fácil encarcelarlo, al menos la amenaza ahí está y lo peor de todo es que pedirá a la ONU que se integre una comisión para describir toda la profundad de la corrupción, que será peor que lo que sucede en Brasil, ello en razón de que no se cuenta aquí con instituciones fuertes para ese propósito, tal como sucede con Guatemala y Honduras, de ahí que, sólo de esa manera se podrá dictar una condena de prisión contra el presidente, pues quedaría de lado lo que señala la Constitución , que sólo puede ser sentenciado por delitos de traición a la patria, se daría el cariz que se trata de una resolución de carácter internacional.

Además, en el caso del aeropuerto, se sabe que hay recursos que provienen de los ahorros de los trabajadores, lo que pone en riesgo esos fondos, pues su capitalización es incierta, si fracasa la inversión bien sea porque no se concluya, o también, por que se constituya en un elefante blanco por no resultar seguro para la aviación ■

limacobos@hotmail.com

Twitter@limacobos1