Política

Defensor de Yarrington y César Duarte, nuevo abogado de JDO

marzo 16, 2018

El ex gobernador Javier Duarte de Ochoa ya no será cliente del abogado más caro de México, Marco Antonio del Toro Carazo, quien dio a conocer que ha dejado de manera oficial su defensa.

Ahora el ex mandatario será representado por el despacho Sánchez Retana, mismo que lleva la defensa de los ex gobernadores César Duarte y Tomás Yarrington.

El penalista informó a través de un comunicado que desde este jueves ya no seguirá con la defensa jurídica por razones "completamente ajenas" al cliente, aunque al final del mismo refiere que su despacho es para temas estrictamente jurídicos.

Del Toro, quien en más de una ocasión puso en evidencia a la Procuraduría General de la República (PGR) por errores en la carpeta de investigación de los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, señaló que los motivos son parte del secreto profesional, por lo que no serán revelados.

El abogado afirmó que la defensa que integraron a favor del ex mandatario de Veracruz "es jurídicamente sólida, por lo que seguramente podrá ser retomada por el o los colegas que sean designados para su continuación de manera exitosa".

Aseveró que las imputaciones "son de una fragilidad tal" que no deben resistir un debido proceso penal, más allá de lo que llamó linchamientos públicos irracionales que no tienen sustento alguno, "en tanto se trata de meras percepciones que riñen con los medios de prueba que obran en los expedientes del caso".

Marco Antonio del Toro señaló que tras estos hechos se procederá de manera ordenada al relevo con la nueva defensa e insistió en las presuntas "endebles imputaciones federales".

También se refirió a las carpetas de investigación de la Fiscalía General del Estado (FGE) a cargo de Jorge Winckler Ortiz, de las que aseveró que están "muy lejos de ser veraces o fundadas".

De esta manera, ni Del Toro, Luis Ricardo Chávez, Ricardo Calderón o Pablo Campuzano volverán a comparecer en el caso, en tanto avanza el proceso.

"Refrendamos nuestra convicción de servir desde el ejercicio de la profesión, en la construcción del Estado de Derecho al que México debe aspirar y así robustecer nuestra solidadaridad con todo aquel que se ve envuelto en imputaciones penales que van de la mano con estrategias mediáticas y prácticas viciadas que gestan percepciones erróneas en la comunidad, causando un efecto corruptor en la recta procuración y administración de justicia –tal y como ocurre en este caso emblemático del que hoy nos apartamos, con la certeza de que Javier se pondrá en experimentadas manos que habrán de combatir con estricto apego a derecho las infundadas imputaciones que se formularon en su contra en medio del drama penal del que es indebida e involuntariamente protagonista", agrega.