Política

Revela INAH hallazgo de centro ceremonial en el Pico de Orizaba

marzo 14, 2018

Orizaba, Ver.- El hallazgo de un centro ceremonial en el Pico de Orizaba, revelado por el Instituto de Antropología e Historia (INAH), no es el único que existe en esa montaña; al volcán, incluida la cima, se le considera como un gran centro ceremonial ocupado por los fundadores de este país; la ubicación de este lugar lo pone en riesgo pues no se duda que se inicie el saqueo de piezas arqueológicas, "por personas sin escrúpulos", advierten montañistas de esta zona.

Ricardo Rodríguez Deméneghi, quien en su palmarés como montañista tiene un ascenso al Aconcagua la montaña más alta de América Latina e infinidad al Pico de Orizaba hace un análisis de la importancia de esta montaña en la historia prehispánica, según señala.

Ese centro ceremonial puede ser que no sea el único, no dudamos que en otras partes del Pico de Orizaba, "haya vestigios arqueológicos, incluso hay reportes de otros hallazgos más en todas las caras de la montaña. Lo importante del hallazgo dado a conocer, a través del INAH, es que se le ve una dedicatoria directamente a Tláloc –dios de la lluvia– que lo convierte en un nivel mayor. Todo el Pico de Orizaba era un centro de adoración, nuestras culturas madres veían al pico como una fábrica de agua, de ahí que este centro ceremonial al parecer esté dedicado a Tláloc".

Hay otros lugares más que pudieron haber sido centros ceremoniales, "ahí tenemos por ejemplo el Valle del Encuentro en donde igual se han encontrado vestigios. Hay leyendas que nos indican que el señor Quetzalcóatl muere en el Valle de Orizaba y es llevado al volcán para ser incinerado y a partir de ahí, el Poyualtecatl toma el nombre del Citlaltepetl, Cerro de la estrella en honor a la deidad".

Por su parte César Silva Reyes, guía y representante de la organización, "Grupos Unidos de Montañismo del Valle de Río Blanco", igual advierte del riesgo que este hallazgo implica, pues no descarta que ahora, tras revelarse "haya personas que sólo acudan a saquear" según da a conocer.

"Ese es el riesgo, porque el hallazgo arqueológico, se va a volver un atractivo más de la montaña, ahora todo mundo va a querer ir y lo primero que van hacer es ir a saquear esos vestigios, van a tratar de llevarse parte de los restos arqueológicos que ahí estén, lo más lamentable que ocurre es la destrucción".

Ese lugar, agrega, "no es el único. Hay otro lugar conocido como el Valle de los Monigotes, en donde igual pudiera haber vestigios, sobre todo si tomamos en cuenta todos los volcanes e incluso algunas de las montañas del país, fueron visitadas por nuestros ancestros, eran adoratorios, centros ceremoniales y en el caso del pico de Orizaba, no dudamos que muchos de nuestros ancestros hicieron cima porque hasta en esos lugares hemos encontrado esos vestigios".

"Lo correcto, considera, es que el INAH no diera a conocer, no hacerlo público para que el lugar se conservara intacto".

El lunes pasado, en la Ciudad de México, se hizo público el hallazgo de un sitio arqueológico en la ladera oeste del volcán Pico de Orizaba, del lado de Puebla, donde se identificó una estructura de tipo cuadrangular que podría corresponder a un adoratorio prehispánico con posible uso astronómico y ritual denominado tetzacualco, como los registrados en el Iztaccíhuatl, el Popocatépetl y en el Monte Tláloc. Este sitio ceremonial, donde se halló cerámica decorada y lítica dispersa en la superficie, constituye hasta el momento el más grande de esa cúspide, cuya temporalidad podría oscilar entre los periodos Clásico (200-700 d.C.) o Epiclásico (700-900 d.C.)", según dio a conocer el instituto a través de un comunicado de prensa.