Política

El Ambiente

marzo 13, 2018

Denuncia el auditor general del estado, Antonio Portilla, que cada vez estados y municipios encuentran formas más sofisticadas para actuar fuera de la ley. El asunto no es menor si nos atenemos a las informaciones recientes dadas a conocer por investigaciones periodísticas sobre el desvío multimillonario de recursos públicos.

Recientemente, el gobernador de Chihuahua denunció la trama orquestada por el anterior gobierno del estado para desviar dinero público recibido de la SHCP para luego ser triangulado con fines electorales. Las investigaciones sobre el tema son sustantivas y no son las únicas. Varios ex funcionarios procesados en aquel estado han hecho referencia a una trama que involucra a muy notables personajes de la política nacional que han buscado ampararse. Razón por la que la SHCP retuvo 900 millones de pesos a ese estado de la República.

En los últimos meses, investigaciones periodísticas han revelado diversas formas de desvío de dinero público para fines electorales, entre otras cosas. Este fin de semana, la revista Proceso publica la investigación del doctor en historia Juan Moreno Pérez que evidencia la existencia de un fondo introducido de forma subrepticia por la SHCP de Luis Videgaray. Se intercaló en 2016 el Fondo de Fortalecimiento Financiero incorporado en el ramo 23 y volvió a hacerse en 2017 y 2018. Al revisar las erogaciones por tal concepto en 2016, el investigador y asesor de la Cámara de Diputados encuentra que por tal concepto se había gastado la oceánica cifra de 62 mil 258 millones de pesos, esto es 42 veces más de lo que había aprobado el Presupuesto de Egresos de la Federación.

Si a esto se suma el reportaje de la revista Animal Político sobre la "Estafa Maestra" y el desvío de más de 3 mil 400 millones de pesos a empresas fantasma y otras investigaciones periodísticas, se configura frente a los ojos del respetable un modo de operación específico y deliberado de los actuales tomadores de decisiones para desviar dinero público y destinarlo en su mayor parte para alterar la voluntad política de los electores.

Un asunto mayúsculo y sustantivo a poco más de 100 días de un inmenso proceso electoral con el antecedente experimental de la auténtica elección de Estado que se llevó a cabo en el Estado de México, y de la que el candidato del PRI dice sentirse inspirado.

El auditor y director del Orfis sugiere adelantarse y adecuar los procesos de revisión; brindar mayor capacitación a los auditores; modificar el marco legal; actualizar o generar manuales, guías; definir criterios de revisión, entre otros, mitigando así, los riesgos, y no permitir que se actúe fuera del marco normativo por las instancias municipales y estatales.

No es cosa menor, la viabilidad del estado y la del país están en juego.