Sociedad y Justicia

Tras persecución y balacera, policías matan a tres presuntos delincuentes en Río Blanco

marzo 11, 2018

Río Blanco, Ver.- Este municipio se volvió escenario de los encuentros entre presuntos delincuentes y policías estatales. Hace dos semanas dos presuntos cabecillas de la delincuencia organizada fueron abatidos y este sábado de nuevo otros tres de ellos fueron acribillados en las calles del pleno centro de la ciudad.

Los hechos quizá no fueron sorpresivos para los habitantes de este histórico municipio, pues semanas atrás los hechos delictivos se han incrementado a tal grado que la actividad comercial y peatonal disminuye apenas entrada la noche, además de que hay temor incluso en las horas pico del día.

Este sábado no fue la excepción. Una persecución que terminó con la muerte de tres personas, entre ellos una mujer, rompió con la monotonía del sábado por la tarde.

Los datos extraoficiales indican lo de siempre: una patrulla de la Secretaría de Seguridad Pública ordenó al conductor de un vehículo presuntamente sospechoso se detuviera; la respuesta, se dijo, fue una ráfaga de armas, al parecer, de alto calibre.

A partir de ahí se inició la persecución sobre la calle principal, mejor conocida como Camino Nacional. El sonido de las detonaciones alertó y atemorizó a la población, sobre todo por la cercanía de una plaza comercial en donde se encuentra un supermercado así como un multicinema y un centro comercial.

La hora en la que ocurrieron los hechos, las cuatro de la tarde, igual provocó que el temor creciera porque, además, frente al escenario se encuentra una unidad deportiva. Todo esto no importó ni a los delincuentes ni a los policías. Ellos se enfrascaron en un intercambio de balazos.

Las patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública seguían muy de cerca una camioneta color dorada marca Honda, cuyo conductor trató de sorprender a los gendarmes y entró en sentido contrario. No fue suficiente. Ahí los policías estatales, los alcanzaron y al repeler el ataque, los mataron.

Según se dio a conocer, uno de los presuntos delincuentes quedó sin vida afuera del vehículo, en plena calle. Los otros dos, incluida una mujer, murieron en el interior del auto que quedó en el carril

de descenso.

Tras los hechos, los policías montaron un cerco para evitar que no sólo los curiosos se acercaran, sino que además probables delincuentes intentaran agredirlos.

Cerca de las siete de la noche, los tres cadáveres fueron levantados y llevados a las instalaciones de una funeraria local en donde les practicarían la necropsia para entregarlo a sus familiares. Las instalaciones de la funeraria igual fueron resguardadas por los policías estatales.

Con este nuevo episodio se acrecienta la violencia en la zona pero además entre la población se acrecienta el temor de encontrarse en el momento y lugar equivocados.