Política

7 municipios del norte concesionan manejo de residuos; recibirán dinero por reciclaje

marzo 08, 2018

Poza Rica, Ver.- Al menos siete municipios de la zona norte de la entidad han firmado convenios con la empresa de capital español Instelma para el manejo de los residuos sólidos no peligrosos, a través de los cuales, los ayuntamientos se comprometen a entregar la totalidad de la basura que produzcan y a cambio obtener 5 por ciento del monto que se obtenga por la comercialización de los productos reciclados.

De acuerdo con información de la Procuraduría de Medio Ambiente (PMA), en la entidad son 80 municipios los que vierten sus desechos sólidos en tiraderos a cielo abierto, lo que representa graves problemas de contaminación.

Cazones es uno de los municipios que desde hace más de tres décadas confina los residuos sólidos en un tiradero a cielo abierto, ubicado a escasos metros de la margen derecha del río. Además, gran parte de la basura que es arrastrada por la corriente desde su origen en la Sierra Norte de Puebla, termina contaminando las playas cerca de la desembocadura.

En enero de este año, el presidente municipal Zenón Pacheco, junto con los alcaldes de Tihuatlán, Raúl Ruiz, y de Coatzintla, Patricia Cruz, firmó un convenio con Instelma, una empresa hispanomexicana, para el acopio, separación, transformación y comercialización de la basura.

El convenio establece que el municipio se compromete a entregar a la empresa la totalidad de la basura que se produzca, a excepción de materiales de construcción, residuos peligrosos infecciosos y no infecciosos y aquella resultado de la poda de árboles.

La recolección de los residuos continuará siendo responsabilidad de los ayuntamientos; no obstante, en el caso de Cazones, la empresa financiará la adquisición de dos nuevas unidades recolectoras, según lo informó la síndica, Eladia Ramírez Cruz.

La planta recicladora se ubicará en el municipio de Tihuatlán y en ella se recibirán los desechos de Coatzintla y Cazones. Se tiene previsto que entre en operación en un periodo de tres meses a partir de la firma del convenio.

En la Sierra del Totonacapan, los alcaldes de Coyutla, Jesús Antonio Picazo Gutiérrez; de Coahuitlán, Isaac García Álvarez; de Filomeno Mata, Pedro López Jerónimo; y de Mecatlán, Jose Manuel Vázquez Juárez, firmaron similar convenio. En este caso, la recicladora quedará establecida en el primero de estos municipios. Pánuco signo un contrato con esta misma empresa en diciembre de 2017.

Conforme a lo establecido en el contrato, este tiene vigencia hasta el último día de la actual administración y es por un tiempo forzoso de dos años, periodo en el que la empresa pretende recuperar el monto de la inversión.

El personal que opere la planta de reciclaje estará a cargo de la empresa; no obstante, los ayuntamientos tienen la facultad de nombrar a una persona que se haga cargo de la supervisión. Además, el convenio exime de toda responsabilidad al ayuntamiento.

La firma de este contrato asegura que además del manejo adecuado de la basura –se pretende reciclar 30 por ciento de los desechos–, no significará una carga para la administración municipal y estipula que ésta recibirá 5 por ciento de los recursos que se obtengan por la comercialización de los productos reciclados, contrario a lo que ha ocurrido en municipios como Poza Rica, que concesionó el servicio de Limpia Pública a la empresa Promotora Ambiental S.A. (PASA), a la cual se ha destinado un promedio de 2.5 millones de pesos mensuales por la prestación del servicio y el manejo del relleno sanitario.