Política

Mexicanos en Estados Unidos son blanco de la delincuencia

febrero 26, 2018

Las estadísticas oficiales más recientes en cuestión de seguridad del estado de Nueva Jersey son del año 2016. Arrojan 21 mil 914 crímenes violentos reportados, los cuales incluyen homicidio, violación, robo y asalto agravado. Según el FBI, la tasa de delitos violentos disminuyó 4 por ciento desde 2015.

En Bridgeton, Nueva Jersey, situada al sur del estado, se registraron 225 crímenes violentos, 416 robos, 95 asaltos agravado, 952 delitos contra la propiedad.

De acuerdo con información municipal de esta ciudad, la tasa poblacional principalmente es de gente hispana con un porcentaje de 52.2 por ciento, es decir 12 mil 994 personas; 29.6 por ciento, gente de color (7 mil 369 ciudadanos) y, en tercer lugar, gente blanca con 16.2 por ciento, el cual representa 4 mil 33 habitantes. Hay generalidades, en su mayoría, la gente latina es mexicana, mayormente de Oaxaca.

La época más difícil para nuestra gente es el invierno. Oscurece temprano, las horas de trabajo bajan considerablemente y es cuando ocurren el mayor número de asaltos. Las cifras gubernamentales no tipifican el tipo de raza, sin caer en clichés. Las personas que mayormente incurren en ese tipo de actos son los morenos, la gente de color.

Armando Rodríguez, residente de Estados Unidos, de origen mexicano, sufrió un asalto a mano armada; "Pasé, porque tenía hambre, por una torta y me la traje. Donde yo vivo, aquí en Atlantics, está muy oscuro. Ya en ese tiempo oscurece muy temprano. Ese día cobré y no me di cuenta que había una ben (van) grandota. Cuando levanté la vista ya lo tenía frente a mí (al asaltante); pero nunca pensé que eran dos. Entonces me agarré con uno, lo tumbé y todo lo deje en el piso y al voltear para ir a la casa que me agarra el otro.

"Estaban jóvenes, creo que tenían 20 o 18 años; estaban jóvenes. Ya tiene un año eso que me pasó, el 18 de noviembre del año pasado. Estaba de incapacidad y empecé a trabajar hasta junio; me operaron los dos ojos porque me afectaron los dos ojos.

"Me quitaron lo que cobré (220 dls) mis papeles y mi seguro. Todo, mis tarjetas de residencia.

"Afortunadamente los vecinos llamaron a la ambulancia, me llevaron a tiempo al hospital y me salvaron.

"Fueron 100 dólares lo que pagué por todos los servicios médicos. Si no hubiera tenido el seguro, fácil me hubiera salido, como unos 8 mil dólares más o menos.

"Tengo el reporte de la policía de que no los detuvieron; hasta la fecha. Así fue lo que me pasó; si no, ahorita ya estuviera un año que me hubieran llevado a México en caja. Ahora para llevarlo a uno sale caro, como en 8 o 9 mil dólares."

En este caso estamos hablando de una persona residente, pero para la gente que no tiene documentos es complicado. Día que no se trabaja es día en que no hay dinero. A eso le añadimos el costo médico y el tiempo de incapacidad; se torna una situación compleja. Este es un caso de muchos que han sido asaltados, tanto hombres como mujeres, y con la misma violencia. Nuestra gente sabe de la situación; muchas veces llevan el dinero indispensable y aun así los agreden con lujo de violencia. Se llevan unos cuantos dólares y su lunch, parece risible pero es verdad.

Los mexicanos tienen una productividad alta, por eso son blanco fácil de este tipo de actos.