Política

JDO dejó apenas $88 mil pesos en la cuenta de la Sefiplan, según la ASF

febrero 25, 2018

El ex gobernador Javier Duarte de Ochoa no robó todos los recursos públicos que estuvieron en posibilidad de ser desviados, pues de acuerdo con un reporte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en una cuenta bancaria dejó un saldo de 88 mil pesos.

De 255 millones de pesos que deberían haber quedado en un fondo especial en una de las cuentas de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) al finalizar el gobierno duartista, únicamente quedaron 88 mil pesos y el resto del dinero fue depositado a diversas cuentas, desde las cuales se sacó sin justificación alguna.

Así lo establece la tercera entrega del informe de la cuenta pública 2016 que la Auditoría Superior de la Federación entregó a la Cámara de diputados.

De acuerdo con la observación número 16-A-30000-14-1670-06-001 se presume un probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal por un monto 255 millones 746 mil 312 pesos con 19 centavos más los intereses que se estén generando hasta su reintegro del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública de los Estados y del Distrito Federal 2016.

La ASF dio a conocer que en el último año del gobierno de Duarte de Ochoa, en lugar de aplicar el dinero en el combate a la inseguridad, o en mejorar la procuración e impartición de justicia, prefirió desviarlo a cuentas bancarias, desde las cuales los usó para fines desconocidos.

"Se administraron otro tipo de recursos, que a la fecha, no han sido reintegrados en la cuenta del fondo; en su caso, deberán ser acreditados ante este órgano de fiscalización con la evidencia documental de su destino y aplicación en los objetivos establecidos en la Ley de Coordinación Fiscal", agrega el reporte.

Detalla que la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) del estado no entregó los recursos del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública de los Estados y del Distrito Federal (FASP) 2016, al Tribunal Superior de Justicia de Veracruz, a la Fiscalía General del Estado y a la Secretaría de Seguridad Pública los 255 millones 764 mil pesos, Por el contrario únicamente les repartió entre las tres 43 millones de pesos.

De estas instancias, a la que sí entregó el 100 por ciento de los recursos fue al Poder Judicial, mientras que la Fiscalía General del Estado a cargo entonces de Luis Ángel Bravo Contreras no hizo nada por reclamar los recursos, lo mismo que la Secretaría de Seguridad Pública bajo la tutela de Arturo Bermúdez Zurita.