Política

Hasta 2019 se reducirían tasa de interés bancarias

febrero 21, 2018

Orizaba, Ver.- Las condiciones electorales y financieras del país apuntan hacia el incremento en las tasas de interés bancarios, no obstante, este fenómeno no será permanente pues se prevé que a partir de 2019 haya una disminución gradual que permitirá el crecimiento del sector económico de México, considera Juan Carlos Sierra Boche presidente de Financiera Emprendedores.

El año electoral de México sumado a la mejoría sustancial que tiene la economía de los Estados Unidos, socio principal de nuestro país, son de los factores primordiales por los cuales pudiera incrementarse esa volatilidad de las tasas de interés bancarias, de hecho no se descarta que en las siguientes semanas o meses incluso, pudiera haber un nuevo incremento en las tasas de interés de hasta un punto porcentual, según señala.

Pero este escenario, prevé, no será fijo sino que pudiera ser temporal y de paso provocar que se geste una disminución en los mismos parámetros bancarios, "no creemos que el incremento de las tasas de interés permanezca tan fuerte en 2019. Hay ciertos indicios económicos que nos permiten visualizar que de 2019 hasta 2021 haya una mejoría sensible en el tema de las tasas de interés, incluso prevemos que haya una disminución".

De gestarse este fenómeno, habrá una serie de situaciones que permiten mejorar las condiciones económicas del país. "Uno de esos factores que beneficiaría sería una reducción en la tasa inflacionaria, las tasas de interés igual pudieran revertir las tasas de interés y muy probablemente todo esto impacte en el tipo de cambio del peso frente al dólar. Ese es el planteamiento que estamos viendo".

En medio de estas condiciones, los empresarios, sobre todo los micro y medianos, deben asesorarse de forma correcta para la contratación de créditos, "porque si la inversión que van hacer es a corto, mediano o largo plazo. Eso significa que si hoy las tasas de interés están altas y al crédito se lo aplica un monto fijo, se corre el riesgo de que aun con una disminución en las tasas de interés, el contratante del crédito tenga que pagar intereses elevados por la forma en la que se contrató el crédito".

Por eso no es conveniente la contratación de créditos a tasa fija, sino a tasas variables.