Política

Cárceles, con autogobierno y en mal estado; da plazo CNDH al yunismo

febrero 19, 2018

Los centros de reinserción social (Ceresos) de Acayucan, Amatlán, Coatzacoalcos, "Morelos" en Cosamaloapan, Misantla, Papantla, "Zona Norte" en Poza Rica de Hidalgo, "Zamora" en San Andrés Tuxtla, Tuxpan, "Pacho Viejo" Xalapa, y Zongolica, todos dependientes de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Veracruz, viven autogobierno y en malas condiciones de infraestructura, por lo que la CNDH le dio un plazo de seis meses al gobierno al gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares para realizar cambios en materia de personal de seguridad, vigilancia y custodia que se requieran para garantizar la tranquilidad, la disciplina el orden y la gobernabilidad de los Ceresos, para evitar cobros indebidos a los reclusos y otorgar espacios dignos.

En la mayoría de los centros de reinserción social del estado faltan espacios adecuados para las mujeres, toda vez que ninguno contempló estos espacios y sólo se han acondicionado áreas que correspondían a otras funciones, por lo que las mujeres tienen celdas más pequeñas, incluso se violan los derechos de los menores que se encuentran viviendo con sus madres en estos espacios.

Los Ceresos en los que existe autogobierno son los de Coatzacoalcos, Cosamaloapan, Poza Rica, San Andrés Tuxtla y Tuxpan. En este aspecto ordenan al gobierno veracruzano realizar de inmediato una evaluación de las necesidades en materia de personal de seguridad, vigilancia y custodia que se requieran para garantizar la tranquilidad, la disciplina el orden y la gobernabilidad de los Ceresos, para que la autoridad penitenciaria ejerza las funciones que legalmente le corresponden e imposibilite que los internos participen en ellas, y para evitar cualquier clase de abuso contra la población recluida, los cobros ilegales y forzados y la existencia de privilegios de cualquier naturaleza.

Además de gestionar ante las instancias correspondientes, la contratación del personal con el perfil adecuado, con competencias profesionales de acuerdo a los fines del Sistema Penitenciario.

Los reclusorios con sobrepoblación y hacinamiento, según la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) son los de Misantla, Poza Rica, San Andrés Tuxtla, y les sugiere llevar a cabo las medidas necesarias ante el juez de Ejecución, para el otorgamiento del beneficio de libertad anticipada y de traslados voluntarios.

En cuanto a espacios deficientes, lo tienen los centros de reinserción de Acayucan, Coatzacoalcos, Misantla Papantla, Poza Rica, San Andrés Tuxtla, Pacho Viejo y Zongolica, en donde se recomienda que los reclusos tengan una estancia digna, que cuenten con planchas suficientes para dormir y colchonetas; iluminación, ventilación e instalaciones sanitarias en adecuadas condiciones de funcionamiento que permitan privacidad y suministro de agua para satisfacer requerimientos individuales mínimos, informando de manera bimestral sobre el avance de las gestiones que permitan en el tiempo más breve cumplimentar este punto recomendatorio.

En todos los reclusorios revisados por la CNDH no tienen normatividad adecuada, por lo que recomienda emitir un reglamento nuevo de los Ceresos, también los reclusos no gozan de un servicio médico adecuado.