Municipios

Protestan ex policías en el norte; piden indemnización por ceses injustificados

febrero 13, 2018

Poza Rica, Ver.- Un grupo de ex integrantes de la desaparecida Policía Intermunicipal Poza Rica-Tihuatlán-Coatzintla se manifestaron en exigencia de atención por parte de las autoridades, luego de que a dos años y siete meses de haber sido despedidos de manera injustificada, y tras ganar juicios laborales en contra de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y gobierno del estado, no han recibido las indemnizaciones correspondientes. Acusan al gobernador Miguel Ángel Yunes de sólo haberlos timado.

Al frente del grupo de ex policías avanzaba Roberto González Ramírez con ayuda de una andadera; una complicación de la diabetes que padece propició que le amputaran su pierna derecha. Con ayuda de un altavoz expresaba las demandas en contra del gobierno del estado; entre ellas, las indemnizaciones por despido injustificado y las aportaciones realizadas al Instituto de Pensiones del Estado (IPE).

En julio de 2015, personalmente el ex secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, actualmente preso en el penal de Pacho Viejo por delitos de tráfico de influencias y abuso de autoridad, encabezó la desintegración de la Policía Intermunicipal, haciéndose cargo de la seguridad la Fuerza Civil a través del llamado Mando Único.

Los policías fueron retenidos al término de su servicio, reteniéndoles armamento, uniformes y teléfonos celulares, incomunicándolos durante varias horas. Testimonios recabados por La Jornada Veracruz, daban fe de los actos de abusos de autoridad cometidos por Bermúdez Zurita e integrantes de la Fuerza Civil en contra de quienes habían sido sus compañeros.

Algunos de ellos fueron golpeados hasta que firmaran una renuncia "voluntaria", otro más fue levantado por supuestos agentes de la Seido, quienes trataban de incriminarlo con la delincuencia organizada.

Fueron dados de baja presuntamente por estar coludidos con bandas criminales, pero a más de dos años de distancia, no existieron denuncias en contra de los ex policías. Actualmente no sólo el ex secretario se encuentra recluido; el pasado 8 de febrero, 13 policías y 3 mandos de la SSP fueron detenidos por el delito de desaparición forzada, entre ellos Roberto González Meza, quiera director de la Fuerza Civil durante el sexenio de Javier Duarte, y José Nabor Nava Holguín, subsecretario y sucesor de Bermúdez Zurita.

González Ramírez era acompañado por sus ex compañeros, la mayoría de ellos personas de edad avanzada. Uno de ellos, portando una bolsa de diálisis. Los gastos de su tratamiento han corrido a cuenta de cooperaciones entre familiares y ex policías, luego de que perdiera el derecho de la atención médica.

"A los enfermos sólo les ofrecieron el Seguro Popular, a pesar de que cotizaron en el IMSS durante más de dos décadas", comenta Ader Óscar Juárez Téllez, también ex policía. Aproximadamente el 45 por ciento de los ex policías presentan alguna enfermedad crónico degenerativa o lesiones sufridas durante su servicio.

Tras el despido injustificado, y una vez superado el miedo de actuar en contra de la Secretaría, fueron interpuestas 380 demandas, pero el 95 por ciento fueron a favor de la SSP luego de que fueran presuntamente mal documentadas, sin elementos de prueba.

"Quedamos vulnerados, desprotegidos, no sólo los operativos, también administrativos, jurídico, cocina y personal médico. Pensábamos que este gobierno nos iba a apoyar, como fue su compromiso durante campaña en una reunión realizada en el hotel Poza Rica Inn", abundó Juárez Téllez.

Aseguran que fue el propio Miguel Ángel Yunes Linares quien, en campaña, se comprometió a apoyar la causa, pero les dio la espalda desde el día en que tomó protesta como gobernador.

A la fecha han fallecido tres ex policías, quienes optaron por el suicidio luego de la depresión que sufrieron tras perder el empleo de toda una vida.