Política

SUEM detiene parcialmente el paro; rehúsa pactar con MAYL sabotaje a Coatzacoalcos

febrero 06, 2018

Coatzacoalcos, Ver.- Se levantó de manera parcial el paro de brazos caídos que mantenían los empleados municipales, el ayuntamiento de Coatzacoalcos acordó pagarle su salario a 320 empleados, mientras se realiza revisión administrativa.

Tras cinco días de confrontaciones entre sindicato y ayuntamiento de Coatzacoalcos, se reanudaron las negociaciones entre las dos partes y se acordó el pago a los empleados comisionados a diferentes dependencias estatales.

Gersaín Hidalgo Cruz, secretario general del Sindicato Único de Empleados Municipales (SUEM), confirmó que reanudarán las actividades en las áreas operativas de Limpia Pública, Topografía, y Alumbrado del ayuntamiento de Coatzacoalcos, a excepción de los administrativos, los cuales seguirán en paro.

Informó que tras un acuerdo, el gobierno local les pagará a más tardar el miércoles a los 340 sindicalizados que no recibieron su quincena y de no hacerlo, volverán a realizar un paro de labores de manera indefinida.

Aclaró que 340 trabajadores que señalan como aviadores, realizan sus actividades normales, aun cuando los anteriores gobiernos los mandaron a dependencias del estado.

Refirió que el sindicato no es el responsable de decidir en qué oficina van a trabajar los sindicalizados y por lo tanto pidió que se realizará una investigación seria de la nómina, antes de tomar la decisión de darlos de baja.

El líder sindical negó que el gobernador del estado, Miguel Ángel Yunes Linares, se encuentre detrás del movimiento, pues dijo que se trata de acciones en defensa de sus agremiados, que nada tienen que ver con la política.

Cabe señalar que antes de los acuerdos, el alcalde morenista, Víctor Carranza Rosaldo, señaló que se habían detectado más de 300 presuntos aviadores, hay personal del Centro de Readaptación Social (Cereso) y otras dependencias estatales.

"Se detectó que existen más de 343 trabajadores, comisionados o asignados, en distintas entidades ajenas al gobierno municipal, en donde no encontramos convenios, controles, que nos aseguren que están prestando sus servicios". Dijo que no es posible pagarles un salario a los trabajadores que estén trabajando en otras dependencias, por lo que buscarán rescindir el contrato.

También fueron dadas de baja 70 personas que fueron basificadas en los meses de noviembre y diciembre, durante la administración del ex alcalde Joaquín Caballero Rosiñol.

Dijo que la reingeniería administrativa deberá de dar sustentabilidad a los trabajadores del sindicato de empleados municipales y a la ciudad, de no tomar cartas en este asunto, el gobierno de la ciudad, estaría destinado a la quiebra financiera.

Añadió que las oficinas se encuentran saturadas de personal de oficina, que hoy dificulta incluso la operación de las áreas, cuando la ciudad necesita personal operativo en las áreas orientadas a los servicios públicos.