Política

"Licuadora" habría estado activa desde 2012 y funcionarios sabían

enero 14, 2018

La "licuadora de recursos" en el sexenio anterior se puso en funcionamiento, al menos desde el año 2012, lo cual fue del conocimiento del gobernador Javier Duarte de Ochoa y operada por los ex titulares de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) y consentida por otros ex funcionarios.

Durante su última audiencia, el ex titular de la Sefiplan, Mauricio Audirac Murillo, a través de sus abogados mencionaron que "era común" que recursos de distintas dependencias fueran transferidos a una cuenta concentradora, de la cual, se desconoce su operación en particular.

En este sentido sugirió que ex funcionarios como Tomás Ruiz González, Salvador Manzur Díaz, Fernando Charlestón Hernández, Carlos Aguirre Morales, Marcelo Montiel y Alberto Silva Ramos sabrían y habrían avalado la "licuadora de recursos", con lo cual, dinero etiquetado para determinadas obras o acciones no se aplicaron en las metas autorizadas.

En un intento por demostrar la inocencia de su cliente, los abogados relataron que el funcionamiento de "la licuadora", consistía en enviar oficios firmados por el entonces subsecretario de Egresos, Carlos Aguirre Morales a funcionarios de diversas áreas, para pedirles que transfirieran los recursos a una cuenta concentradora, con la promesa de devolvérselos.

Mauricio Audirac, quien se encuentra señalado de haber ordenado que 220 millones de la Comisión de Agua del Estado de Veracruz (CAEV) fueran sacados de la cuenta bancaria para ser remitidos a la cuenta concentradora, explicó a través de sus abogados como se realizaba este proceso, del cual intenta deslindarse.

Conforme a los detalles de la defensa de Audirac Murillo, la "licuadora de recursos" habría estado encendida por lo menos desde el año 2012, año en el que el titular de la Sefiplan era Tomás Ruiz González.

Dicha práctica continuó durante 2013, año en que Finanzas y Planeación estuvo a cargo de Salvador Manzur Díaz y Fernando Charlestón, además que indicaron eran comunes los oficios enviados por el entonces subsecretario de Egresos, Carlos Aguirre Morales a la Secretaría de Desarrollo Social para pedir transferencias a la cuenta concentradora.

En el año 2013, la Sedesol estuvo dirigida hasta el mes de agosto por Marcelo Montiel Montiel y posteriormente por el actual diputado Alberto Silva Ramos.

Dentro de los argumentos y alegatos presentados por los abogados de Mauricio Audirac, incluso admiten que la "licuadora de recursos" estuvo funcionando todavía hasta el año 2014, cuando su cliente estaba al frente de la Sefiplan, sin embargo señalan que el encargado de tal irregularidad era el subsecretario de Egresos, Carlos Aguirre Morales, considerado prófugo de la justicia.