Política

Terrorismo: gobierno a través del miedo

enero 13, 2018

Cuando una política pública consistentemente da pruebas de ser errada y los tomadores de decisiones se obstinan en ella pese a las evidencias de su inefectividad y su costo en vidas, es necesario cuestionar a tales tomadores de decisiones tanto en sus capacidades como en sus intereses. El país ha sido instalado en una dinámica de horrores en donde la estructura operativa del Estado es responsable de terror.

La definición original de terrorismo que ofrece el diccionario de la Universidad de Oxford del idioma inglés es: "Gobierno por intimidación dirigido e instrumentado por el partido en el poder en Francia durante la Revolución de 1789-94".

Independientemente de consideraciones históricas, la filósofa Jenny Teichman sostiene que es preciso aceptar que con frecuencia los gobiernos hacen este tipo de cosas, tanto sobre sus propias poblaciones como en contra de sus enemigos, en la paz y en la guerra. De hecho, es eso lo que caracteriza al terrorismo de Estado: gobernar a través del miedo.

Es verdad que la institucionalidad mexicana es débil y permeable a la corrupción, algo demostrado sobre bases diarias. Pero después de 12 años de guerra interna efectiva bajo la bandera del combate al crimen organizado, conviene preguntar sobre el porqué insistir en lo que demostradamente es un fracaso.

Regímenes de terror institucionalizado ha habido muchos, los gobiernos de Pinochet y Videla, por ejemplo. Al caso de Pinochet se le considera así por la ejecución o desaparición de más de 3 mil 200 personas entre 1973 y 1990.

En mucho menos tiempo, México ha centuplicado varias veces esa cifra y de forma indiscriminada.

Son muchas las definiciones de terrorismo que enturbian la participación original del Estado y los gobiernos en la fabricación del terror. También pueden ser muchos los ejecutores del terror y las circunstancias donde operan. Pero si éste se convierte en una constante cotidiana, además de revisar las capacidades existentes para acabarlo, es necesario preguntar sobre la naturaleza del régimen que eventualmente se beneficia de él.