Política

No puede ser retroactiva la reforma yunista para remover a magistrados

enero 09, 2018

El magistrado Jorge Espinosa Castillo confirmó que ha obtenido un amparo provisional, mediante el cual impide que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) lo separe de su cargo, pues la reforma aprobada por el Congreso local que obliga el retiro forzoso a los 70 años, no puede ser aplicada de manera retroactiva, "así de simple", refirió.

Dejó en claro que no es su intención una confrontación con el Poder Legislativo, ni con ninguna autoridad, pero resaltó estar en su derecho de defenderse, cuando una ley le agravia, y como conocedor del derecho, explicó que acudió al amparo de la justicia federal para exponer tal situación.

En este sentido, dijo que al día de hoy sigue laborando de manera normal en la Sexta Sala en Materia Familiar y continuará haciéndolo hasta que la justicia indique lo contrario.

Recordó que él fue nombrado magistrado en el año 2010, sin embargo, pudo rendir protesta al cargo hasta el 25 de marzo de 2014, y su nombramiento publicado en la Gaceta Oficial del Estado refiere que será magistrado por un periodo de 10 años improrrogables.

"No se han cumplido los 10 años de mi periodo, y la reforma para el retiro forzoso a los 70 años de edad se aprobó apenas hace unas semanas, por tanto, no me puede ser aplicada", añadió.

Con 71 años de edad, resaltó haber acumulado conocimiento y experiencia, que le permiten realizar su trabajo de manera eficiente y responsable, como lo ha hecho a lo largo de su carrera judicial.

Por ello, manifestó que su intención no es la confrontación con ninguna autoridad, sino simplemente la de cumplir su periodo como magistrado, por el nombramiento que le fue extendido y posteriormente ya tomar la decisión del retiro.

Reprochó que este tema no haya sido manejado adecuadamente desde el Congreso local, porque han dado el mensaje de que los magistrados han sido despedidos o corridos, cuando se trata de un retiro forzoso por edad.

De igual forma hizo notar que la reforma aprobada está incompleta, pues no han reglamentado el proceso mediante el cual los magistrados pasarían al retiro.