Política

Desconfían los jóvenes de los partidos

enero 05, 2018

Un estudio realizado por el INEE denominado Cívica 2016 y encaminado a determinar qué tan preparados están los jóvenes para asumir su papel como ciudadanos en el siglo XXI, continuación de uno similar realizado en 2009 por la SEP, reveló que si bien la formación cívica de los jóvenes mexicanos presenta un avance significativo respecto del anterior, sus niveles de desempeño se encuentran muy por debajo de la media internacional; también desconfían mucho de los partidos políticos.

Este se realizó en 24 países entre jóvenes del nivel escolar de segundo de secundaria y en nuestro país participaron 5 mil 526 estudiantes, mil 918 docentes y 213 directores de escuelas secundarias , con el propósito de establecer la importancia de la formación ética y cívica, ya que si los jóvenes no cuentan con aprendizajes de este tipo disminuyen sus posibilidades de comprender qué se espera de ellos en su comunidad, cómo ser ciudadanos participativos, cómo analizar y entender problemas sociales locales, nacionales y globales, entre otros.

Cívica 2016 reveló también que los jóvenes mexicanos son más proclives que el promedio de los jóvenes de los países participantes a protestar violentando la ley (tomando edificios, interrumpiendo el tráfico, pintando muros). "Los adolescentes mexicanos se informan menos sobre cuestiones políticas que en otros países, pero están más dispuestos a hacerlo para prepararse para votar y tienen una mayor intención de voto. Perciben de manera más aguda casi todos los problemas globales planteados (pobreza, desempleo, contaminación, crimen, falta de agua), con excepción del terrorismo."

De cara a las elecciones de este año, hay un tema que debería preocupar a los candidatos presidenciales y es el hecho de que en quien menos confían es en los partidos políticos, lo que representa un fuerte llamado de atención para la vida democrática del país.

Un porcentaje también mayor que la media internacional no considera la obediencia a la ley en la definición de buen ciudadano e " inquieta de manera especial que 38 por ciento de los jóvenes mexicanos incluidos en el estudio considere malo que se permita criticar al gobierno, que 11 por ciento estime malo que se permita protestar cuando una ley es injusta, y que, en un país de nuestra diversidad étnica, todavía 5 por ciento considere negativo que todos los grupos étnicos tengan los mismos derechos".

De todos modos, destaca la solidaridad de los adolescentes mexicanos que se expresó en los sismos recientes por lo que se considera que "este es un valor fundamental que debe potenciarse y sobre el cual pueden montarse programas de formación en valores propios de la convivencia y de la vida democrática."