Política

El fervor religioso de los mexicanos siguen presente en Estados Unidos.

diciembre 12, 2017

En el tema religioso, los mexicanos católicos continúan con sus costumbres, por lo que la iglesia católica americana, ha adoptado también como suyas estas manifestaciones de fe, el 28 de octubre día de San Judas Tadeo, ahora se celebra con una misa especial a petición de los connacionales; durante esta se presentan testimonios de los milagros hecho por este santo, mandas, al igual que bendición de imágenes; dicho sea de paso es muy concurrida.

La segunda es la peregrinación a la virgen de juquila; en Bridgeton nj la mayor parte de la población proviene de Oaxaca, por lo que el 8 de diciembre es una fecha significativa por la añoranza del terruño y la inmensa fe que le tienen a la virgen; los rosarios empiezan desde dos semanas antes, para culminar con una peregrinación acompañada de coches, música y danzas, que sin importar el cansancio se acude con fervor a este festejo.

La tercera y más grande es la fiesta del 12 de diciembre, son los mexicanos quienes apresuran al padre para empezar con los preparativos, un sin número de danzas de las distintas regiones de Oaxaca , cabalgatas, grupos musicales se alistan para el gran día, los vestidos de indias los llevan chicos y grandes, las banderas de México se hondean por la calles de Bridgeton, los norteamericanos salen de sus casas para tomar fotos y son asombrados por el fervor que neutra gente católica tiene a la Virgen de Guadalupe, el año pasado el alcalde de la ciudad, se unio a la procesión y dijo que nunca había visto algo igual, que sabia que los ciudadanos de México, son gente trabajadora y que quería una ciudad con personas libres y seguras.

Una de las personas del clero americano mas activa con los feligreses mexicanos es el padre David cuenta que: "en Estados Unidos, había sus procesiones y sus fuegos y sus ferias, por lo menos en este pueblo aún lo están haciendo, hay que aprovechar que esta gente todavía es joven, fuerte y quiera hacer estas cosas, porque los italianos de aquí de Estados Unidos ya se cansaron, están mas ancianitos y ya no van a la iglesia, sus devociones ya se enfriaron.

Los jóvenes dejaron de ir a la iglesia igualmente se mudaron y las cosas se cayeron, pero hay puro mexicano y ellos decidieron hacer estas cosas y dije "¡ah! hay que aprovechar", de acuerdo a mi experiencias en Puerto Rico, de mis estudios en Italia , yo ví las procesiones y ya tenía la idea, yo lo explico como una mina de oro, yo soy como minero y digo "¡oh!, yo estoy buscando el tesoro de esta comunidad", conseguí la procesión a la Virgen de Guadalupe y dije "creo que hay algo aquí", y pues la primera procesión dije "¡ah! encontré oro" y la segunda dije "ah, hay mucho" y el tercero, "hay mucho más oro de lo que yo me imaginaba" y el cuarto año, "quizá hay platino y quizás hay diamantes"; ayer un hombre me preguntó si este año iba haber fuegos artificiales, y yo dije que quizás pues el año pasado costaron 6 mil 500 dls, fuego más de lo que tu pagaste en impuestos este año, y dijo "ok, yo te doy 4 mil dls para este año, toma", y yo "¡oh! ¡Wou!", ese fue un mexicano.

Esta comunidad, tiene gran devoción a la Virgen de Guadalupe y por una buena razón porque fue por ella por la que se convirtieron al cristianismo y la Virgen de Juquila, en verdad es la Inmaculada Concepción, solamente por un título especial, porque hubo una imagen milagrosa de la Inmaculada en una ciudad que se llama Juquila, por eso se llama la Juquilita,y aquí ya la festejábamos, ahora lo hacemos al estilo de los de Juquila ,y pues como hay muchos aquí ellos quieren una procesión, pues yo los ayudo, yo los apoyo y la iglesia se llena, ¡como voy a decir que no, si me quieren llenar la iglesia! Además de mantener la fe, las costumbres de la gente, no me es difícil, solamente es tener las ganas, y para mí ha sido un trabajo de construir un puente, porque en México, cuando hay una fiesta ellos salen a la calle y caminan y ya, en Estados Unidos se tienen que sacar permisos, pagar policía, un proceso de papelería y la gente no entiende ese proceso, lo ve como antimexicano, "nos están pidiendo todas estas cosas", ¡no, no! Y es que en este país las cosas se hacen así, y pues para mí ha sido educar al pueblo, de como funcionan las cosas y sí hacemos su proceso, el gringo queda contento y yo también educar a los americanos, mira tienes aquí un pueblo muy grande de mexicanos y tienes que poner más atención a esta gente, son muchos ,no son dos o tres, y el potencial de esta comunidad lo estas perdiendo, porque no sabes como platicar con ellos y tenemos que educar a ese pueblo, para que entre en este proceso americano, para que los dones, los tesoros de su cultura, su mentalidad, en verdad pueda enriquecer a nuestro pueblo, pero es como un encuentro que tiene que suceder, ellos traen sus dones y sus regalos, pero también tiene que aprender el proceso americano, nosotros tenemos la ley y una constitución muy bonita, pero tenemos que ser más flexibles para atender a esta gente y permitir que hagan sus cosas también, pero en una forma organizada y ahí lo podemos encontrar y aquí pueden suceder muchas cosas mas.

Los mexicanos católicos han tenido la fortuna de seguir con sus costumbres, y mejor aún que ya hay estadounidenses que han tomado como suyas estas manifestaciones de fe, sin embargo aún se tiene que acabar de entender el sistema de Estados Unidos, y seguir construyendo ese puente que menciona el sacerdote David Rivera.