Política

Enfrentan munícipes salientes litigios y déficit financiero por desvíos de Duarte

diciembre 07, 2017

Ciudad Mendoza, Ver.- El efecto "Duarte" es otro de los factores que acrecentó la deuda en la mayoría de los municipios del estado de Veracruz. Los alcaldes que terminan no sólo dejan obras inconclusas sino además deben resolver litigios por presuntos desvíos económicos de programas federales, que ellos no cometieron, pero que sí los involucran al ser los responsables de las finanzas municipales.

En este municipio, el alcalde, priísta, René Huerta revela que el gobierno de Javier Duarte no le entregó ocho millones de pesos que en su momento la Cámara de diputados autorizó que se aplicaran, a través de diversos programas, en obras de beneficio social. La historia en este lugar es muy parecida a la que sucedió en la mayoría de los 212 municipios del estado, primero empezaron los retrasos en los depósitos mensuales, después los recortes y al final ya de plano no les depositaron ese dinero, "sólo nos decían que más adelante se harían", hecho que al final nunca sucedió.

Los alcaldes, aún en funciones, "nos topamos con una disminución desde el año 2015, cuando aún Javier Duarte administraba el estado y pues nunca nos depositaron esos ocho millones de pesos. Si ese dinero se hubiera depositado en este momento no tendríamos los problemas que muchos alcaldes tenemos al cerrar".

Ese capital se programó para la ejecución de diversas obras sociales, "todas ellas se iniciaron en base al techo financiero presupuestado, pero no se concluyeron, en algunos municipios, debido a que el anterior gobierno del estado no depositó el dinero, se quedó no sabemos en dónde", según señala.

Estos hechos impactaron mucho en la ejecución de los programas y planes de desarrollo en cada uno de los municipios, "los alcaldes no vimos en la necesidad de primero detener los trabajos porque no hay dinero para continuar, pero además igual se pararon los pagos a los proveedores y contratistas, en pocas palabras se nos armó un problema que nosotros no creamos"

Ahora ese conflicto, explica, "se nos pasó al escenario legal. Hay algunos alcaldes, no es nuestro caso, que tienen observaciones en el manejo de los recursos económicos. Hoy se debe comprobar el uso de ese dinero que no fue malversado por los presidentes municipales, sino que se hizo no sabemos en dónde pero que sí nos involucra a los alcaldes actuales, sobre todo porque somos los primeros responsables de ese dinero que autorizan en la Cámara de diputados, pero que nunca llegó a los municipios como debería de ser".

En este escenario se encuentran la mayoría de los municipios de la zona de Orizaba e incluso en diversas ocasiones los mismos alcaldes han revelado los montos de la deuda que se les dejó, "es dinero que debió utilizarse en el desarrollo de los municipios, pero que al final no llegó".