Política

Nuevos alcaldes deberán ser estrictos con finanzas; desvíos y elección los menguará

diciembre 06, 2017

Orizaba, Ver.- Los nuevos alcaldes de los 212 ayuntamientos del estado deberán, obligatoriamente, reducir sus gastos y su nómina si es que quieren desarrollar sus municipios. Los saqueos de Javier Duarte a las finanzas municipales, los reajustes a las participaciones federales además del año electoral, los impactarán en sus manejos administrativos, "sino se ajustan a una estricta disciplina financiera, difícilmente podrán cumplir con sus objetivos", recomienda Enrique Trueba, asesor financiero en esta zona. Incluso considera que las siguientes administraciones en los 212 municipios del estado tendrán un escenario mucho más difícil que aquellas que el último día del año terminan su periodo, "van a ser cuatro años muy difíciles", advierte de entrada.

Los factores que influirán en este tema, según prevé, son diversos, pero sobresalen aquellos que están inmersos en el rubro económico, "todos los ayuntamientos tendrán problemas por la deuda que dejó Javier Duarte. Hoy para el pago de la deuda se utilizan elevadas cantidades de dinero y eso igual implica problemas".

Las consecuencias del pago de esa deuda, tanto estatal como nacional, impacta en la elaboración de los planes y programas con los que se trabajarán en las siguientes administraciones, "los intereses son muy elevados y eso provoca que incluso no se descarte la reducción de las participaciones federales con sus respectivas consecuencias".

Hay otros factores que igual frenarán el desarrollo en los municipios veracruzanos y aunque parezca increíble, reconoce, "las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio también afectan el momento económico del país debido a que se genera inestabilidad económica y eso propicia que las inversiones están en un estado de impasse y al no haber inversiones igual se frena el desarrollo especialmente en aquellas zonas o regiones con un potencial para el crecimiento".

En su momento el gobierno federal le apostó a la Reforma Energética para mejorar los ingresos económicos en el gobierno federal, sin embargo no se lograron las metas, "la apertura de la industria petrolera vislumbraba buenos augurios para el país, pero no contábamos con las medidas fiscales que tomó el presidente de los Estados Unidos Donald Trump y eso provocó que los inversionistas internacionales voltearan a ver a aquel país y dejaron para después el trabajar en México".

Esos son algunos de los factores que influirán en las condiciones económicas en las que los alcaldes electos enfrentarán su trabajo por los próximos cuatro años y esto los obliga a tomar medidas para hacer eficiente su trabajo y responder a las necesidades mínimas de los veracruzanos. No hay fórmulas mágicas con las cuales se puedan resolver los problemas de los ayuntamientos, pero sí acciones con las que se trabajará de forma adecuada, recomienda.

Los alcaldes electos, deberán someterse a una estricta disciplina financiera, "se deben olvidar de gastos superfluos. No cabe duda que tendrán que reducir el gasto corriente porque habrá pocos recursos económicos para obras sociales. Los ayuntamientos ya no serán agencias de colocaciones para que se paguen favores políticos a personas que los apoyaron en sus respectivas campañas. Hoy deben ser contratados los más eficaces y que en corto tiempo den resultados. Estas administraciones deberán de hacer más con menos dinero y con menos personal.

En términos generales, los 212 alcaldes electos del estado deberán mejorar los servicios, estructurar bien sus planes de obra y todo esto si es posible si hacen una buena estructura financiera que les permita reducir gastos y mejorar su accionar.