Política

No se darán créditos para el pago de aguinaldo, advierte Legislatura

diciembre 06, 2017

A pesar de que al ayuntamiento de Boca del Río, presidido por Miguel Ángel Yunes Márquez fue beneficiado con un crédito de 100 millones de pesos hace cinco meses, ahora la diputada local y presidenta de la Comisión de Hacienda Municipal, Yazmín Copete Zapot mencionó que no autorizarán ningún nuevo crédito a los ayuntamientos para pagar los aguinaldos y prestaciones de fin de año.

De igual forma descartó se les dé el aval por parte del Congreso para recibir un anticipo de participaciones federales, pues resaltó que los alcaldes debieron ser previsores en guardar recursos para el cumplimiento de sus obligaciones como patrones.

Y advirtió que aquel alcalde que no cumpla con la mencionada prestación, deberá aclarar por qué no tiene recursos para el pago de la citada prestación ya que ésta debe considerarse desde la presentación del proyecto de egresos del año fiscal y en todo caso asumir su responsabilidad al respecto, manifestó.

"No hay justificación alguna para no cumplir con este pago que es un derecho de los trabajadores", añadió.

Comentó que al igual que todos los trabajadores, los empleados de los ayuntamientos del estado esperan el pago de sus prestaciones de fin de año para cumplir con diversos compromisos.

Recordó que la Ley Federal del Trabajo establece las obligaciones que deben cumplir los patrones, en este caso autoridades municipales, con los trabajadores al cierre del ejercicio fiscal y que es disposición que obliga a presupuestar anticipadamente dicho gasto.

"Este es el cuarto año de la administración y por ello los alcaldes deben actuar con mucha responsabilidad en lo que respecta a los compromisos económicos de fin de año; para el primer año hay quienes justifican su actuar bajo el argumento de que están en el año de aprendizaje. Para el cuarto año de administración no hay excusa de ninguna índole", aseveró la legisladora.

Advirtió que dejar de pagar los diversos compromisos económicos de fin de año a los trabajadores significa heredar serios problemas a la administración que toma posesión el uno de enero y no se descarta, incluso, que se llegara a la toma de los palacios municipales por parte de los trabajadores con la finalidad de que se les paguen los recursos a los que tienen derecho.