Política

Autorizan almacén de minerales en ampliación portuaria pese a amparo

diciembre 04, 2017

La Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) autorizó el Manifiesto de Impacto Ambiental para la construcción de una terminal de minerales en la zona de ampliación del recinto fiscal del puerto de Veracruz, ello a pesar que la justicia federal admitió un amparo en el que se solicita a la Semarnat revocar las autorizaciones y a la Administración Portuaria Integral (Apiver), suspender las obras hasta que quede zanjada la cuestión ambiental de la ampliación.

El proyecto pretende realizar la construcción de una terminal de minerales en la zona de ampliación del recinto fiscal del Puerto, en una superficie de 10 hectáreas, consiste en la construcción de una terminal con capacidad estática de almacenamiento para 90 mil toneladas en su inicio de operaciones; tendrá una bodega de almacenamiento de coque y fertilizantes de 120 metros por 55 metros en su base, así como los equipos de mecanización y accesorios necesarios.

Esta instalación forma parte del proyecto integral de la ampliación del puerto de Veracruz contenido en el Programa Maestro de Desarrollo Portuario de Veracruz 2006-2015. El proyecto permitirá aprovechar las conexiones ferroviarias y carreteras existentes, vinculará al puerto con la Zona de Actividades Logísticas y la nueva Terminal de Carga aérea, además de impulsar de forma directa el desarrollo de la zona industrial.

Adicionalmente, una vez concluida la construcción de la ampliación del puerto y todas las instalaciones se encuentren funcionando, se pretende la utilización de las actuales instalaciones para fines recreativos y orientados al turismo.

El proyecto integral de la ampliación del puerto fue evaluado y autorizado por la Semarnat en materia de Impacto Ambiental mediante el oficio resolutivo: No. SGPA/DGIRA/DG08356 con fecha 13 de noviembre de 2013.

Sin embargo, a finales de marzo de este año fue admitida la demanda de amparo presentada por habitantes de la región, asesorados por el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), a inicios de diciembre de 2016. En el caso del proyecto de ampliación el puerto de Veracruz, el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) se presentó de forma fragmentada en por los menos 14 partes, evaluadas y autorizadas por la Semarnat sin considerar todos los impactos acumulativos.

Además, el MIA omitió exhibir la existencia de un arrecife de coral no emergido muy grande e importante, localizado a 500 metros de distancia de la entrada del nuevo puerto.