Política

Usa Sefiplan machote para rebotar solicitudes de pago; mentira, falta de recursos: abogado

noviembre 14, 2017

El gobierno de Veracruz recurre a cualquier excusa para no pagar las obligaciones que tiene con sindicatos y burócratas, incluyendo las mismas excusas usadas por el duartismo, pues no es su prioridad la justicia laboral, acusó el abogado laborista Juan José Llanes.

Incluso advirtió que el gobierno yunista estaría mintiendo con respecto a la falta de liquidez para no cumplir con el pago a sus acreedores, ni a quienes cuentan con un laudo laboral pendiente de ejecutar.

"La administración de Miguel Ángel Yunes Linares, al igual que las de sus antecesores (Flavino Ríos y Javier Duarte), tomó la decisión de evadir las resoluciones judiciales que le imponen al gobierno estatal la obligación de pagar", expresó la queja a través de sus redes sociales.

El abogado reprochó que el gobierno estatal optó por contestar de la misma manera todos los requerimientos judiciales, usando un machote, que suscribe el tesorero de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), Adrián Viccon Basto, modificando sólo el número de oficio, la fecha, y los datos de identificación del adeudo.

"Por lo que hace a la obligación de la presente administración, me permito informarle que para dar cumplimiento a su petición, esta administración requiere de contar con los recursos financieros suficientes, de lo cual cabe señalar que el estado atraviesa una situación financiera crítica, que se resume en falta de liquidez, por lo que no se puede establecer una fecha específica", agrega.

Sin embargo, evidenció que "quizás" el tesorero del gobierno supone que nadie lee la Gaceta Oficial del Estado, que en su número extraordinario 240 del 16 de junio de 2017, publicó el "Programa Estatal de Finanzas Públicas 2017-2018".

El anterior expone: "para revertir el efecto adverso que provoca la falta de liquidez, el gobernador del estado con la participación de la actual administración de la Sefiplan implementaron las estrategias inmediatas para gestionar un adelanto de participaciones con pago de intereses de 500 millones de pesos y negociaron dos líneas de crédito por 4 mil 300 millones de pesos".

Ante esto, Juan José Llanes refiere que las "líneas de crédito", que no es sino deuda, presumidas por el titular del Poder Ejecutivo como logro de su administración, fueron precisamente contratadas para abatir el problema de insolvencia.

"Así pues, o el tesorero Viccon Basto miente al asegurar que el estado sigue sin liquidez –que además, dice, ni el propio gobierno sabe para cuándo la tendrá–, o se le miente a las autoridades judiciales para no pagar", añade.