Economía

Estado y empresa, cómplices en su extinción, reclama CIG

noviembre 13, 2017

Tequila, Ver.- La explotación de minas de oro y plata amenaza con extinguir a los pueblos indígenas, no sólo de la zona Chontal, norte de Oaxaca, sino extenderse contra todas las comunidades y pueblos originarios. El Estado mexicano es cómplice de empresarios nacionales y extranjeros, por permitir que se arrase con los recursos naturales de los pueblos indígenas, señala Reyna Cruz López, integrante del Consejo Indígena de Gobierno (CIG) del estado de Oaxaca.

En la zona Chontal alta, en Oaxaca, "los empresarios nacionales y extranjeros están entrando a nuestras comunidades para mapear los lugares de donde sacarán el oro y plata de nuestras minas. Eso pasa en diferentes lugares de aquella zona, y ya nos organizamos para defender nuestras tierras. Estamos luchando para defender nuestras tierras y nos estamos organizando para hacerle frente a nuestros problemas, no nos vamos a dejar".

Con la organización, dijo, "es como tenemos fuerza y de esta forma nos escucharán como indígenas. Los políticos nunca nos consultan sobre los recursos naturales. Ellos solamente quieren nuestras riquezas porque México tiene mucha riqueza, oro, plata, hay muchas minas, hay petróleo, pero a los pueblos indígenas nos hacen a un lado, nos lo quieren quitar todo. Quieren quitarnos nuestras aguas, llevarse nuestros bosques y eso no lo permitimos. Por eso tenemos que luchar como humanos y como pueblos indígenas.

"Tenemos que unirnos y hacerle frente a los políticos, para rechazar aquellos que nos dan programas de asistencia social a cambio de nuestras riquezas naturales. Son migajas, con eso nos engañan. Nos dicen: van a tener más trabajo si nos dan la tierra. Eso es falso, pero nos están desplazando, nos están quitando de nuestros lugares de origen. Eso nos está matando.

"Hoy debemos recurrir a nuestros ancianos que tienen sabiduría para que nos orienten, aunque no sepan escribir, ellos tienen mucho conocimiento, por eso debemos unirnos para entonces sí poder lograr que tengamos una defensa legítima de nuestros recursos naturales. De las zonas en donde nacimos y crecimos, eso es lo que debemos hacer, cuidar nuestra mejor riqueza.

"Por eso los pueblos originarios debemos unirnos, porque solamente podemos luchar, esa es la única forma con la que tenemos fuerza, todo el tiempo se han olvidado de nosotros. Nos quieren dejar como una basura pisoteada, tenemos que luchar por defender lo que es nuestro".