Política

Escenarios

noviembre 02, 2017

◗ Adiós, Odebrecht ◗ Decisión tomada

◗ Una más de Javier Duarte

Llos días contados

a cuchilla en contra de la empresa brasileña, Odebrecht, acusada de la peor corrupción económica, social y política de América Latina, desde Brasil hasta México, favorecida por Javier Duarte con una concesión de 30 años para usufructuar en monopolio el servicio del agua en Veracruz y Medellín, tiene los días contados. El aviso ya está dado y la decisión tomada.

Lo dijo en tres palabras, por ejemplo, Fernando Yunes Márquez, diputado local y ex senador de la república, presidente municipal electo de Veracruz: "Grupo MAS (Grupo Metropolitano de Agua y Saneamiento) es insostenible".

A: Por aquí el duartazgo pactó con Odebrecht, el alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, se separó del antiguo SAS, Sistema de Agua y Saneamiento.

B: Apenas, apenitas se estaban sentando en la concesión, luego del saqueo cometido con los priistas Pepín Ruiz Carmona (impuesto por Javier Duarte) y Yolanda Gutiérrez Carlín (Fidel Herrera Beltrán), Odebrechet riñó con la otra concesionaria, Aguas de Barcelona, de España, y la "sacó de la jugada" y el negocio lucrativo.

C: De la millonaria inversión a que MAS se comprometió ante la LXIII Legislatura y el ex góber tuitero, ni un quinto. Por el contrario, han esperado mucho tiempo para que el Congreso les autorice un crédito bancario.

Dos. Pésimo

servicio del agua

D: El despido de más de dos mil trabajadores a quienes regatearon la liquidación contemplada en la Ley Federal del Trabajo y que tienen tomado el edificio central, a tal grado que los jefes cupulares alquilaron oficinas en otros lados.

E: Cada vez, el servicio del agua es pésimo. Por ejemplo, el agua cayendo en casa, primero, con lodo, y ahora, con lodo, tierra y arena. En la cubeta se amontona la tierra y la arena luego enseguida… que nunca antes, con todo y la corrupción priísta. Más aún: cada vez la fuerza del "chorrito" disminuye y por lo general todo el día y la noche el agua cayendo a cuenta-gotas. F: Y si en el centro urbano de Veracruz y Medellín el servicio es malo, en las colonias populares mucho peor. Incluso, colonias sin agua.

G: Cero inversión en mantenimiento del equipo para conservar y mantener el servicio. En tanto, siguen cobrando el servicio. En un día normal, el ingreso es de un millón de pesos. En un día regular, medio millón de pesos. Y todo, para el ganador, Odebrecht, una empresa que, está visto a partir de tantas denuncias penales en varios países de América Latina, ningún escrúpulo moral ni social tiene ni la mantiene.

H: Obras anunciadas y nunca, jamás, aterrizadas, creyéndose intocables los brasileños. Casi casi, lo peor del continente.

Javier Duarte y su Congreso capitaneado por el profe Juan Nicolás Callejas Arroyo, Q.E.P.D., 33 años dueño de la sección 32 del SNTE, cinco veces diputado, y Ramón Poo Gil, alcalde jarocho, otorgaron la concesión a Odebrecht.

Nadie duda del tráfico de influencias, con todo y que como simple hipótesis ni modo que haya sido porque Odebrecht, por ejemplo, tenía buenas ligas con Luiz Inácio Lula de Silva, el obrero portuario de Brasil que alcanzó la presidencia de la República.

Y si el ex gobernador favoreció con 30 años de concesión a Odebrecht, ahora, justicia a secas.

Dado que Grupo MAS ha incurrido en "escándalos de corrupción", y toda vez que Javier Duarte está preso en el Reclusorio Oriente y hay once duartistas encarcelados en el penal de Pacho Viejo…

Y toda vez que en la LXIV Legislatura hay mayoría opositora al PRI…

Y más cuando varias bancadas insisten en la corrupción en Odebrecht…

Y todavía porque el servicio del agua que ha empeorado desde entonces, el alcalde electo, Fernando Yunes, y también la bancada de MORENA con el diputado Marcos Cruz Malpica al frente, están en el camino correcto, como es investigar la corrupción de entonces, "sea quien sea" y retirar la concesión revocando el contrato por la vía legal.

El diablo da y Dios quita y simple y llanamente aplica la justicia.

Cuatro. Adiós, Odebrecht

En ningún momento se trata de una arbitrariedad oficial.

Simple y llanamente Grupo MAS ha incumplido.

En Nanchital, llegaron y con la bendición de Enrique Peña Nieto y Fidel Herrera Beltrán construyeron su planta Etileno Siglo XXI, y en donde siempre trascendió un negociazo con la venta de los terrenos.

Entonces, trepados en el barco de Hernán Cortés, mejor dicho, de "El Pirata Lorencillo", Duarte las favoreció (¿así nomás?) con el más grande y jugoso monopolio jarocho como es el servicio del agua y que también abastecen a los barcos extranjeros cobrando en dólares.

Pero por encima de los trastupijes a la sombra del poder está el interés social. Y Fernando Yunes ya lo reveló: "Hemos trabajado la revocación desde hace varios meses. Y habrá medidas muy fuertes".

Y si el presidente municipal electo habla así sin ninguna duda ya lo platicó con su padre, el góber azul.

Desde hace ratito, los diputados locales de Morena han solicitado investigar al Grupo MAS. Yunes Márquez ha ido lejos: La concesión será revocada.

De seguro han de tener "más que los pelos de la burra (corruptiva) en la mano, la burra completa".

Una nueva batalla estelar está en puerta. Mejor dicho, ya llegó al carril político, social y mediático.

Adiós, mamá Carlota. Adiós, Odebrecht.