Política

Presuntos huachicoleros bloquean autopista a Puebla e incendian dos patrullas

octubre 16, 2017

Nogales, Ver.- El enfrentamiento que este domingo tuvieron integrantes de la organización "Zepaniah" con elementos de la Secretaría de Seguridad Pública dejó como saldo final la detención de al menos 20 civiles así como la destrucción total de dos patrullas de la Policía Estatal. Todo inició con el aseguramiento de dos vehículos con un reporte de robo. Los integrantes de esta organización son señalados como responsables de asaltos y saqueos a camiones y trenes de carga en los límites de Veracruz con Puebla.

La refriega, en la que se utilizaron armas de fuego al parecer por ambos bandos, se desprende de la incursión que efectivos de la Policía Estatal hicieron en el municipio de Tlaquilpa para incautar dos camionetas con un supuesto reporte de robo, así como a un presunto delincuente. La acción enardeció a los poseedores de los vehículos quienes se trasladaron a la comunidad de Balastrera, en este municipio, para cerrar el paso al tráfico vehicular en la autopista México-Veracruz.

Tras el bloqueo, personal de la oficina de Política Regional del gobierno del estado intentaron dialogar con los indígenas, sin embargo la falta de acuerdos motivó que los prendieran fuego a las patrullas y a partir de ahí comenzó el enfrentamiento. Ahí, dos policías estatales fueron retenidos por la muchedumbre, sin embargo la superioridad en equipo permitió a los policías estatales recuperar a sus compañeros y repeler la agresión.

Una vez que se rompió el bloqueo, se logró la detención de al menos 20 integrantes de esa organización indígena con presencia en municipios de la sierra de Zongolica, quienes al parecer fueron puestos a disposición de la autoridad federal; pasado el mediodía, la circulación en la vía de comunicación fue reabierta aunque con un denso tráfico vehicular.

Por su parte el gobierno del estado, por medio de un comunicado fijó su postura en torno a los hechos e incluso señaló a los integrantes de esta agrupación como los responsables de los asaltos a los que se somete a camioneros e incluso al tren de carga en los límites de los estados de Puebla y Veracruz:

"Esta mañana, un grupo de presuntos delincuentes de una organización conocida como Zepaniah, bloqueó la autopista Orizaba-Puebla y quemó dos patrullas de la Policía Estatal exigiendo les fueran devueltos una camioneta robada, que les había sido asegurada por la corporación policiaca, y otro vehículo más que se encontraba también en situación irregular", se señala.

Asimismo se dio a conocer: "Esta organización delictiva está identificada como la responsable de asaltos al ferrocarril en la zona de Acultzingo –límites con Puebla–, y de participar en robo de combustible. Esta misma banda se dedica también a la extorsión de empresarios de la zona de Córdoba y Orizaba, amenazándolos con hacer clausurar sus empresas si no les entregan recursos económicos".

Por la noche la Secretaría de Seguridad Pública dio a conocer los nombres de los ocho detenidos por los sucesos registrados en la autopista Orizaba-Puebla: Cornelio N; Misael N; Roberto N; Daniela N; Juan Carlos N; Nicolas N; Victor N y Eleazar N.

Carta de reportero agredido

Gobernador del Estado de Veracruz Miguel Ángel Yunes Linares: hoy 15 de octubre en Cecilio Terán (Balastrera) en el municipio de Nogales, se vivió una fuerte situación de riesgo para la población. Independientemente de que oficialmente su gobierno indica que las acciones de los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) fueron contra de un grupo de la Sierra de Zongolica que presuntamente comete acciones delictivas, considero:

La falta de diálogo de los funcionarios de la Coordinación de Política Regional de la Secretaría de Gobierno, que deben estar más a la altura de su administración, que busca el bien de los veracruzanos. Soy testigo de lo ocurrido ahí, no había más integrantes de los medios de comunicación, pero me atrevo a redactar esto para reiterar la fragilidad de la prensa en Veracruz, donde se corre riesgo de ejercer la profesión.

Quedé en medio de la autopista en el carril de bajada de la México-Veracruz, por un lado las dos patrullas incendiadas, del otro las detonaciones en exceso de armas de la SSP y la golpiza que les dieron a los inconformes.

Ya hincado y sin grabar, saqué una acreditación de prensa y la puse en mi frente para que la policía viera que era reportero, no supe en ese momento si era bueno o más de riesgo. Un agente me apuntó con su arma y me dijo que me fuera a "chingar a mi madre", entonces me atravesé corriendo en medio de la balacera a una casa abandonada de color azul, ahí estaban otros dos policías, que más conscientes me pidieron me acreditara.

Con los nervios y temor saqué mi credencial de elector y gafete, el policía lo leyó, me dijo "tírate en el suelo", luego llegó otro elemento y me apuntó en la cabeza con su arma, el otro policía inmediatamente le dijo era yo de la prensa.

Ya en el suelo tirado, se fueron retirando los elementos, pues a unos metros ardían las dos patrullas, me dijo el policía: "espera que se calme y te vas", las patrullas seguían pasando y pedí me auxiliaran, pero nadie atendió mi petición.

Después de 20 minutos tirado todo se calmó y salí caminando apresuradamente, entré a Balastrera, había gente en crisis, coches destruidos, mujeres llorando, caminé por la carretera alterna en la autopista por más de un kilómetro, mis manos temblaban y ya no quise grabar ni sacar fotos.

Llegué hasta Orizaba, sin un problema más, sólo con la idea de dar a conocer el riesgo que enfrenta la Prensa en Veracruz y en México. Gobernador, un día en el Salón de Jubilados de Ciudad Mendoza cuando estaba en campaña le pedí públicamente atención a la seguridad de la Prensa, hoy le reitero la petición.

Gracias.

Atentamente

Luis Miguel López-Mena