Política

García Guzmán desvió al IAP, de su propiedad, pagos por 2 mdp al mes

octubre 11, 2017

Durante el sexenio pasado, el ex contralor Ricardo García Guzmán y dueño del Instituto de Administración Pública (IAP) recibió un "subsidio" por 2 millones de pesos mensuales de manera ilegal, pues existía un convenio de colaboración para capacitar a los burócratas estatales sin recibir recursos públicos.

Ahora aliado del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, Ricardo García Guzmán no ha dado el frente a los egresados del IAP, quienes a pesar de ya haber pagado por las maestrías y licenciaturas que cursaron, no han recibido los títulos correspondientes, porque el mandatario estatal no los ha firmado.

Sin embargo, esto no significa un alejamiento entre el gobernador y el ex contralor duartista, pues el pasado fin de semana estuvieron juntos en una gira por el norte de la entidad, y una semana antes la familia Guzmán Escalante también recorrió el distrito con el alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez.

De acuerdo con documentos en posesión de La Jornada Veracruz, Ricardo García Guzmán, siendo director del IAP solicitó pagos mensuales de 2 millones de pesos a la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) para poder pagarle a sus empleados y los insumos generales de dicho instituto, aunque en su portal establece que tal instituto es autosuficiente.

También se cuenta con el convenio de colaboración firmado por el entonces gobernador Javier Duarte de Ochoa; el ex secretario de Educación de Veracruz, Adolfo Mota Hernández, y el director general del IAP, Ricardo García Guzmán, donde entre otros aspectos se comprometían a trabajar armónicamente sin que ello representara la obligación del gobierno estatal a pagarle un solo peso.

Pero el ex contralor duartista no respetó el acuerdo y exigió los pagos a la Sefiplan por supuestos cursos ofrecidos, que en realidad sólo eran para el mantenimiento del edificio y bajo la administración unilateral de García Guzmán.

Integrantes del Colegio de Contadores Públicos de Xalapa narraron que Ricardo García Guzmán al asumir la Contraloría General del Estado (CGE) obligó a todos los despachos a que se certificaran mediante un curso exclusivo por el IAP, de lo contrario no serían tomados en cuenta para ser contratados.

Los costos de dichos cursos por persona llegaban alcanzar los 45 mil pesos, por lo cual estuvieron certificando a parte de su personal, pero se enteraron que Ricardo García Guzmán exigió una subvención a la Sefiplan para cubrir los costos de esos cursos, por lo cual cometió un fraude.

En los documentos en posesión de La Jornada Veracruz, se puede observar un oficio signado por el entonces director del IAP, Ricardo García Gumán dirigido al entonces secretario de Finanzas y Planeación Salvador Manzur Díaz, a quien le informa que continúan capacitando a los servidores públicos, "sin embargo, no ha sido fácil mantener el equilibrio financiero de la institución por los costos fijos altos que se cubren periódicamente como son la nómina del personal, agua, luz, mantenimiento en general de las instalaciones, IMSS, Infonavit, adquisición de insumos y pago de la plantilla de docentes".

Por ello, solicitó un pago de 2 millones de pesos, que a decir de integrantes del Colegio de Contadores Públicos de Xalapa era de manera mensual. De dicho oficio se entregó copia al gobernador Javier Duarte de Ochoa (detenido); al subsecretario de Egresos Carlos Aguirre Morales (prófugo); y al tesorero Tarek Abdalá Saad (sujeto a investigación).

Dichos pagos son ilegales, porque conforme al convenio de colaboración entre el gobierno de Veracruz y el IAP se estableció: ni "El Estado" ni "El IAP" estarán obligados a proporcionarle al personal de la otra parte, prestación o remuneración alguna en efectivo o en especie, ni a cubrirle, ni hacerse responsable por los servicios de seguridad social que; deriven de los contratos de trabajo, de cualquier naturaleza que cada uno de ellos tenga pactado con su respectivo personal.

Adicional a esta situación, estudiantes que cursaron la Maestría en Administración Pública generación 2014-2016 no han recibido sus títulos, a pesar de que ya cubrieron el costo del mismo por la cantidad de 10 mil pesos.

De acuerdo con los alumnos, quienes piden anonimato, el pasado 13 de febrero del año en curso se llevó a cabo el acto de recepción de grado, pero los encargados del IAP les dan largas para entregarles su título.

Concretamente señalan al coordinador académico del IAP de prometer entregarles dicho documento desde el pasado mes de junio. Sin embargo, de acuerdo con los estudiantes, dicho funcionario retrasó la entrega para septiembre, incumpliéndoles nuevamente y excusando que el gobernador se niega a firmar los títulos.

Por esta razón pidieron al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares cumplir con el trámite administrativo y firmar los documentos, ya que no pueden hacer válidos sus estudios para buscar empleos; afirmaron que incluso han perdido oportunidades laborales por esta situación.

También solicitaron a la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) revisar la situación del IAP, pues advirtieron que la calidad de los estudios es demasiado baja y temen que ni siquiera cuente con el Registro de Validez Oficial de Estudios (RVOE).