Municipios

Dos personas ante autoridad tras disparar a Comisaría

octubre 09, 2017

Orizaba, Ver.- Las dos personas que fueron detenidas tras la agresión a balazos a la Comisaría de la Policía Federal División Seguridad en Río Blanco fueron puestos a disposición de la autoridad investigadora debido a que en su poder fueron encontrados armas de alto poder así como vehículos con reporte de robo. Los dos detenidos son originarios del estado de Puebla y probablemente estarían vinculados con otros delitos.

El enfrentamiento que se suscitó la tarde del sábado en las instalaciones de la corporación policial, según se conoció, se debió a la detención, inicial, de una persona que viajaba a bordo de una camioneta y al momento de ser revisado se le encontró un arma calibre .22 así como cartucho útiles. Esa fue la razón por la que el sujeto fue trasladado a las instalaciones de la comisaría.

El hecho provocó que al menos ocho personas, a bordo de una camioneta Lincoln Navigator y aparentemente armados, intentaron rescatar al detenido y fue cuando se inició el tiroteo primero en las afueras de las instalaciones policiales y posteriormente en el interior. La respuesta de los federales evitó que los presuntos delincuentes lograran su cometido e incluso provocó que dos de los agresores fueran detenidos. Los seis restantes lograron salir del retén de la policía federal, abordar el auto en el que llegaron y fugarse.

Los elementos de la policía iniciaron la persecución en la autopista México-Veracruz, sin embargo hasta este domingo no se logró ubicar a los presuntos agresores; los detenidos, en total tres, fueron puestos a disposición de la autoridad investigadora para que se les indague y ver qué relación pudiera tener con otros hechos delictivos cometidos en otros puntos del estado o bien del país, según sea el caso.

En tanto se conoció que en coordinación con todas las fuerzas del orden que se ubican en la zona centro del estado, se realizan una serie de operativos, no tan sólo para ubicar a los responsables de la agresión en contra de la Comisaría de la Policía Federal sino además para detener a los grupos que en fechas recientes han agredido tanto a civiles como a los elementos de la policía como sucedió la semana pasada.