Política

Se reabre socavón en unidad Oasis del Puerto; acusan negligencia de empresa

octubre 07, 2017

Veracruz, Ver.- Tres meses han pasado desde que ocurrió un enorme socavón en el fraccionamiento Oasis, en el municipio de Veracruz. Ayer por la noche, la tierra se volvió a abrir.

La empresa constructora Intra, que forma parte de la red de empresas del grupo del mismo nombre propiedad de Francisco y Javier Ruiz Anitúa, miembros de una de las familias más acaudaladas del estado, no cumplió con las indicaciones realizadas por personal de Protección Civil.

Personal de Protección Civil arribó a la zona, sin embargo, al no tener mecanismos para multar a la empresa, se limitaron a hacer un llamado y firmar una minuta.

Muy molesto, el director de Protección Civil en el puerto de Veracruz, Adolfo Sugasti Cueva, revisó las condiciones del lugar y esperó a que llegara el representante de la constructora.

Frente a los padres de familia de la escuela Ejército Mexicano –afectada por el alud de tierra– y los vecinos del Oasis, enfrentó al ingeniero encargado de la obra y le reclamó el incumplimiento de la construcción del muro de contención.

Después, en una entrevista, calificó de negligente a la constructora. Añadió que la obligación y responsabilidad recae directamente sobre la empresa ya que el sitio no se encuentra municipalizado precisamente por las irregularidades que presenta.

"Obras Públicas atendió la situación, rellenó, compactó y dejó todo listo para que la constructora hiciera lo conducente, banquetas y muros de contención para evitar que volviera a pasar esto, me comentan los vecinos que sólo han venido a trabajar dos empleados de la constructora", .El funcionario expresó que el ayuntamiento atendió al situación porque era una necesidad y un peligro, sin embargo de manera total le compete a la constructora.

Suspenden clases en escuela

El director de Protección Civil tomó la decisión de suspender las clases en la escuela Ejército Mexicano tras recorrer la zona y hablar con los padres de familia.

"Los vecinos y los padres de familia están molestos porque piensan que sólo estamos jugando con ellos (...) voy a cancelar las clases de la escuela que està abajo hasta que la constructora termine, entonces la responsable de que los niños vengan a clases o no va a ser la constructora, no el municipio ni Protección Civil", afirmó.

Ante las presiones, el ingeniero representante de Casas Intra, se comprometió a culminar la obra –que ha durado tres meses– en sólo ocho días.

Para ello se firmó una minuta entre la directora del plantel educativo, un ingeniero de obra pública, el responsable de la constructora y la presidenta de la sociedad de padres de familia.

Las madres de familia de la escuela, que se ubica en la parte alta del fraccionamiento Campanario que colinda con el Oasis, Claudia Avendaño Hernàndez, señaló que tienen temor de las consecuencias de un alud en un día muy lluvioso.

"Nos prometieron el muro y no lo han hecho, sólo han echado tierra y tierra, mire el socavón que se volvió a hacer", dijo.

Señalaron que el riesgo que corren los niños es muy alto. "Sólo hicieron unas banquetas que no sirvieron nada, es un dinero echado a la basura", comentó.

Familias sin dormir

No pudo pegar el ojo en toda la noche, llovía y ella –Patricia Jacobo– sólo pensaba en sus dos hijas pequeñas y su madre, en cómo salir de la vivienda si la tierra bajo sus pies se empezaba a hundir.

Su casa fue una de las más afectadas el 7 de julio con el socavón en Oasis, tenía apenas unos meses de haberla adquirido, cuando comenzaron los problemas. Ese día decidió pagar renta de forma momentánea en otro sitio por seguridad de su familia. Volvió y también los problemas.

"Mañana cumple tres meses el socavón, ahorita otra vez, la calles se inundan, se me metió agua en la casa, vienen y trabajan unos días, otros no, vienen a partir de las cuatro de la tarde, trabajan tres horas, avanzan un metro y así nunca vana terminar", contó.

Su vecina vive la misma situación, estuvo pegada a la ventana por ratos durante la noche y madrugada, vigilando hasta qué punto se abría la tierra.

Los vecinos del fraccionamiento colindante, El Campanario, temen por el contrario que les caiga un alud.

Oasis se encuentra junto, pero varios metros más arriba que el Campanario, sobre la loma como dicen los vecinos, por lo que toda la tierra con la que rellenaron el socavón hace tres meses, acabó semi enterrando la barda de la escuela Ejército Mexicano.

Además, los habitantes del Campanario temen que el pozo de agua, que se ubica justo en la colindancia de ambos fraccionamientos, sea enterrado y queden sin agua.

Los vecinos narraron que el Grupo Más, ya indicó que en caso de daño mayor al pozo, se quemaría el mecanismo y el suministro de agua potable estaría comprometido para miles de personas.

La Constructora Intra, presumió en su cuenta de facebook, los equipos y personal enviados a la zona de desastre por los sismos que impactaron México el año pasado, Jacobo vio la publicación y montó en furia.

"Es incongruente e ilógico me dio mucho coraje, te metes a la página de facebook de consorcio Intra y están, publican las brigadas que mandan a Morelos, con palas, con casco y todo, con pala y sus cascos, se ve bien bonito y no puedo creer que aquí tres meses y cómo seguimos".

"Son un candil de la calle y oscuridad de su casa, van a ayudar a otro lado y aquí no hacen nada", reclamó. El temor general es por las viviendas, ya que muchos consideran que debajo de las mismas ya existen recovecos donde se ha deslavado la tierra.

"Si vuelve a llover en la noche, otra vez se me va a caer el patio, o se me va a ir media casa, obviamente nadie durmió", dijo.

Además, las calles en todo el Oasis han quedado parcialmente destruidas, con innumerables baches provocados por el agua estancada, que desde el primer socavón, no volvió a circular adecuadamente durante las lluvias.