Sociedad y Justicia

Secuestros se duplicaron este año, robos se cuatriplicaron en el Puerto, según el SNSP

octubre 07, 2017

Veracruz, Ver.- Los cristalazos a locales comerciales y rumores de cuerpos abandonados en las calles o personas ejecutadas en la vía pública se han vuelto algo cotidiano para los habitantes de la conurbación debido a que los delitos se encuentran en aumento en comparación con el año pasado.

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río-Medellín los delitos de robo, homicidios, secuestros y violaciones han tenido un aumento durante los primeros ocho meses de este año en relación con el mismo periodo de 2016.

Secuestros se duplican

Tan sólo los secuestros –según reporta el propio SNSP– se han denunciado el doble que el año anterior, pues entre enero y agosto del año pasado hubo dos denuncias de personas que fueron privadas de su libertad, mientras que en lo que va de este año, van ya cuatro denuncias de quienes fueron privados ilegalmente de su libertad.

El primero de febrero de este año tres marinos fueron levantados, el caso adquirió notoriedad en el país, pues fue una de las primeras noticias del año en cuanto a violencia. Se desconoce si se encuentra entre las cuatro denuncias o si fue catalogado como otro delito.

Al menos dos de los casos de este tipo se hicieron un escándalo en redes sociales, como la privación de la libertad de una conocida odontóloga que estaba embarazada, a quien se llevaron el 23 de agosto, así como una persecución en la que se fue levantado un taxista el 2 de septiembre.

Homicidios en aumento

La primer crisis de seguridad en cuanto a los homicidios en este año fue el 20 de marzo, cuando 11 cuerpos fueron arrojados en la Tampiquera, municipio de Boca del Río. También fue la primera vez que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares declaró que los asesinatos en la zona conurbada se debían refiriera a pugnas entre grupos opuestos de la delincuencia organizada.

Otra declaración que el gobernador ha dado muchas veces es que los homicidios (que es la figura penal que se encuentra en el Código Penal de Veracruz) sean diferenciados de aquellas ejecuciones que se cometen contra las bandas de la delincuencia organizada.

Mientras, en la zona conurbada se reportan 114 denuncias por homicidio este año sin que se conozca el número de víctimas, ya que el SNSP únicamente muestra al público la cantidad de denuncias, no las vidas terminadas.

Por ejemplo, el 20 de junio que arrojaron varios cuerpos afuera de las oficinas del titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Jaime Téllez Marié, junto con una amenaza para él, solo se habría reportado una denuncia.

Lo mismo el 19 de agosto, cuando los cuerpos de tres personas fueron arrojadas al amanecer en la entrada conocida como Dos Bocas en Medellín, o los otros tres en la Colonia Serdán el 3 de septiembre. La violencia no ha cesado y este año se habían presentado ocho denuncias por homicidio más que el pasado hasta el último día de agosto.

Los robos una constante

Durante este año, se cuadriplicó el robo a negocios en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río. Por ello, no es raro leer que la tienda de ropa JR en el Centro Histórico ha sido cristaleada al menos tres veces (febrero, marzo y agosto) y que lo mismo haya pasado con Compartamos Banco o con una tienda de colchones, todas en el centro histórico.

Entre los escándalos por robos a comercio estuvo el del 6 de agosto pasado cuando asaltaron una joyería de lujo en Plaza Andamar. En ese entonces el gobernador declaró que se trataba de la "banda del mazo" que no era de la conurbación. El 13 de agosto los medios consignaron un ataque similar en que las personas entraron con bates pero esta vez a una casa de empeño. Esa banda no ha vuelto a atacar pero los robos a los comercios no han cesado.

En total este año se han interpuesto mil 410 denuncias por robo a negocios, mientras que el pasado solo fueron 342 en el mismo periodo, según el SNSP. Pero ese reporte no solo indica que han sido los robos a comercio, sino de todo tipo los que van en aumento.

Durante los primeros ocho meses del año hubo un aumento del 69 por ciento con respecto al mismo periodo del año pasado, con los 3 mil 310 robos que se han denunciado en la zona conurbada este 2017.

El aumento en la inseguridad lo constata la iglesia en Chivería, que ha sido robada cuatro veces, la Primaria Nicolás Bravo que ha sido cinco veces víctima de robo (la última el 12 de septiembre que aún no ha sido reportada en el registro), o el kínder y la primaria de la zona norte que fueron robados el mismo día y que según sus directores el monto fue de más de 65 mil pesos en conjunto.

¿Y la Alerta de Género?

Las violaciones sexuales son otro delito que han tenido un aumento considerable durante este año, pues se duplicaron con respecto al pasado. A pesar de que Veracruz y Boca del Río se encuentran contemplados entre los municipios donde está declarada la Alerta de Violencia de Género.

Este año se han cometido 25 violaciones entre los tres municipios que conforman la conurbación, cuando en el pasado fueron 12. El municipio con más casos de este delito ha sido Veracruz pues solo allí fueron 24 de las denuncias que se interpusieron hasta agosto mientras que en Boca del Río fue la otra.