Política

IP: regresa el impuesto al hospedaje en la peor crisis; no hay campaña de promoción

octubre 05, 2017

El regreso del impuesto del 2 por ciento al hospedaje se da en el marco de la peor crisis del sector turismo en el estado, advirtieron empresarios del ramo. El hotelero Reynaldo Quirarte Mora consideró que este gravamen pegará fuertemente la economía de los pequeños y medianos empresarios que deberán asumir su pago, a fin de no incrementar sus costos y no desincentivar a los visitantes.

Detalló que 90 por ciento de los hoteles en el estado tienen tarifas muy bajas porque están diseñados para un turismo en específico y con este impuesto no hay posibilidad de incrementar los costos por la falta de visitas a la entidad.

"Veracruz está atravesando la peor crisis turística de la que tengamos memoria, nunca el estado de Veracruz, ni con Duarte o con Alemán, habíamos tenido una ocupación hotelera tan baja en el estado".

Puso como ejemplo que la mayoría de los hoteles cobran menos de 500 pesos la noche, e incluso los hay de 100 pesos por una noche, lo que significa que de ahí deban pagar 16 por ciento de IVA, más el 22 por ciento de ISR, 2 por ciento del Impuesto a la Nómina y ahora 2 por ciento del Impuesto al Hospedaje.

"Si un hotelero cobra menos de 500 pesos no puede permitirse cobrarle al huésped el 2 por ciento; de 500 pesos son 10 pesos, que suena poco pero no se le cobra al huésped, lo absorbe el empresario. Una habitación de 100 pesos, de las que hay miles en Veracruz, no cobra 110 pesos, lo absorbe la empresa; parece poco pero a la larga el monto se vuelve una bola de nieve que afecta al pequeño y mediano empresario".

Lamentó que las empresas que más van a pagar impuestos en Veracruz son los hoteles, a pesar de que no hay promoción turística para incrementar las visitas al estado. "Nos están aplicando el impuesto, nos están dando el garrote, pero no nos están dando la zanahoria; no hay una campaña de promoción, no la conozco y desconozco la razón".

Por ello, dijo que hay empresarios que se oponen al regreso de este impuesto recientemente aprobado por el Congreso local, pues además dijo que no hay certeza sobre el uso de los recursos que se recauden por parte de la Secretaría de Turismo y Cultura (Secturcc).

"No hay reglas claras, la Secturcc no ha tenido una política de comunicación institucional para decir ‘en el pasado hubo desfalco, pero nosotros lo vamos a hacer diferente’, no ha tenido la capacidad de dar a conocer estas reglas de operación a la gran mayoría de los empresarios (...) Probablemente hoteles y cadenas grandes estén a favor, pero la gran mayoría, 9 de cada 10 hoteleros no están a favor porque el impuesto lo absorbe directamente el empresario".

Quirarte Mora consideró que lo deseable era reintegrar el impuesto pero con una tasa de uno por ciento e incrementarlo paulatinamente, cuando se vieran los resultados de promoción y ocupación hotelera.

Caja chica de Secturc

El ex presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM) de Xalapa y la Región, Reynaldo Quirarte Mora, consideró que la desconfianza que hay en el sector sobre el uso y disposición de este impuesto es que históricamente ha servido como "la caja chica" de Secturc.

"Hemos vivido muy malas experiencias con el manejo del 2 por ciento, porque eventualmente se ha convertido en la caja chica de Secturc para darle un manejo discrecional. Hay mucho desconocimiento y mucho enfado por parte de un alto sector empresarial y hay mucha desconfianza en que pueda ser utilizado como debe de ser".

Por ello, insistió en que hay dudas acerca de la conformación del Fideicomiso y Comité Técnico que será el encargado de destinar recursos para la difusión de actividades turísticas, pero también para sus gastos de operación.

"El horno no está para bollos y si la ocupación hotelera estuviera regular lo aceptaría, pero la ocupación hotelera está para llorar. Mientras las decisiones caigan en mano del gobierno no va a funcionar, porque los ciudadanos que integran el grupo sólo somos observadores, no tenemos poder de decisión".

Cabe destacar que el Comité Técnico estará integrado por el gobernador, los titulares de la Secturc, Sedema, Sefiplan, Sedecop, Sedarpa, SIOP, PC y siete representantes del ramo hotelero: uno por cada una de las siete regiones en que se divide el estado.

Pero el empresario dijo que con anterioridad fueron "coartados" por el poder del gobierno y mientras el gobierno decida, los ciudadanos simplemente actuarán como meros observadores en el destino de los recursos públicos.

Pagarán a partir de diciembre

El presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles de Xalapa y la Región, Marcos Suárez Domínguez, señaló que se prevé que antes de las vacaciones de fin de año los empresarios deban comenzar a pagar este gravamen.

Recordó que una vez que el Congreso local aprobó el retorno de este impuesto, será durante la primera semana de diciembre cuando entre en vigor el cobro. El empresario consideró que este gravamen es favorable siempre y cuando se cumplan los fines para los cuales fue creado.

Dijo que por ello los representantes de las siete regiones están trabajando para nombrar a la figura que propondrán ante el Comité Técnico a fin de que encabece y administre el Fideicomiso.

Precisó que será esta misma semana cuando se dé a conocer al candidato que habrán de proponer, pero delimitó que entre las características que debe cumplir se encuentran tener una trayectoria honesta como empresario, con conocimientos del manejo de fideicomiso y que sea imparcial.

"No se trata que porque sea del sector privado atienda los caprichos del sector, sino que deba aprobar los proyectos que tengan impacto puntual en la promoción turística".

Y es que, dijo, anualmente esperan recaudar al menos 60 millones de pesos, aunque reconoció que esto dependerá de la afluencia turística en el estado.

"Si nos visita mucha gente se recaudará más, pero si tenemos muy poca ocupación la recaudación será poca; en ejercicios anteriores cuando estuvo implementado, se sabía que se juntaban alrededor de 60 millones de pesos, pero estábamos manejando una ocupación hotelera de 50 por ciento". En ese sentido, admitió que la ocupación hotelera se ubica en apenas 30 por ciento, lo cual significa que no se pueda recaudar la cifra estimada.

Sobre la preocupación de los empresarios que temen tener que asumir los costos de este pago para no aumentar costos, indicó que dependerá de cada empresa. Suárez Domínguez consideró que este impuesto servirá para mejorar la promoción en el estado, lo cual podría impactar positivamente en la ocupación hotelera, ya que actualmente es nula la promoción.

"Los dineros que recibe el gobierno ya vienen etiquetados y en es casi nulo el dinero para promoción turística, y si nosotros no aceptáramos ese impuesto que se hará para promoción, seguiríamos en las mismas".